Estadunidenses detenidos en Norcorea piden ayuda

Kenneth Bae, Jeffrey Fowle y Matthew Miller afirmaron en entrevista a la CNN que habían sido bien tratados por el régimen comunista de Pyongyang.
Jeffre Fowle(i), en una foto del 10 de junio de 2014, y Kenneth Bae (d) en una foto de FreeKenNow.com del 12 de octubre de 2013
Jeffre Fowle(i), en una foto del 10 de junio de 2014, y Kenneth Bae (d) en una foto de FreeKenNow.com del 12 de octubre de 2013 (AFP)

Washington

Tres ciudadanos estadunidenses arrestados en Corea del Norte (RPDC) pidieron hoy ayuda para lograr su liberación, y urgieron a Washington a enviar un representante al país comunista. "Continúen rezando por mí", dijo Kenneth Bae, el que ha estado más tiempo detenido, en un mensaje a la familia y amigos, en una infrecuente entrevista con la cadena CNN. Los tres arrestados, que parecían tensos, dijeron que habían sido bien tratados en el autoritario estado.

Bae, Jeffrey Fowle y Matthew Miller hablaban desde un hotel en la capital Pyongyang. CNN describió las circunstancias que llevaron a la entrevista como "bizarras", destacando que su equipo se encontraba en una gira gubernamental fuera de Pyongyang y se le dijo que podrían entrevistar a un funcionario de alto nivel en la ciudad, siendo llevado a un lugar no identificado.

En Washington, el departamento de Estado aseguró que "trabaja activamente" para liberar a los detenidos. "En base a una preocupación humanitaria por Jeffrey Fowle, Matthew Miller y sus familias, solicitamos a la RPDC su liberación, a fin de que puedan retornar a casa", dijo la portavoz Jen Psaki.

"También pedimos a la RPDC el perdón para Kenneth Bae y que se le otorgue una amnistía especial y su inmediata liberación para que pueda reunirse con su familia y reciba atención médica", agregó. Bae fue arrestado en noviembre de 2012 y sentenciado más tarde a 15 años de trabajo forzado, acusado de intento de derrocar al gobierno norcoreano.

Corea del Norte anunció en julio que juzgaría a Miller y Fowle por "perpetrar actos hostiles". Fowle, de 56 años, entró al país el 29 de abril y fue arrestado supuestamente por dejar una biblia en un hotel. "Estoy bien por ahora, pero necesito que la gente sepa que me estoy desesperando, estoy desesperado por ayuda", rogó.

Miller, de 24 años, fue arrestado en abril, luego de que hubiera roto su visa de inmigración y solicitara asilo. "Mi situación es muy urgente, muy pronto iré a juicio e iré directamente a prisión", advirtió. El mes pasado, un representante de Suecia, país que maneja los intereses estadunidenses en Corea del Norte, visitó a Bae en su campo de trabajo.