Irán confirma la muerte del líder del Estado Islámico

La ratificación del fallecimiento de Abu Bakr al-Baghdadi fue anunciada por el clérigo Hojat ol Eslam, luego de que la televisión difundió imágenes en las que aparecía el cuerpo del yihadista.
El iraquí Abu Bakr al Bagdadi era el líder del Estado Islámico.
Al-Baghdadi ganó notoriedad por declarar un califato en un extenso territorio de Siria e Irak en 2014. (AFP)

Moscú

Uno de los jefes de la Guardia Revolucionaria de Irán confirmó la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi, el líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), en la ciudad siria de Raqqa a finales de mayo pasado, tras haberla verificado a través de múltiples canales.

La confirmación de la muerte de Al-Baghdadi fue anunciada por el clérigo iraní Hojat ol Eslam Alí Shirazi, de la Guardia Revolucionaria, poco después de que la televisión iraní difundió imágenes en las que aparecía el presunto cuerpo del líder yihadista.

TE RECOMENDAMOS: Tras ataque del EI, Mosul reconstruirá mezquita Al Nuri 

“Sin duda Al-Baghdadi ha fallecido”, sostuvo Ali Shirazi, cuando han pasado varias semanas de que circularon reportes que señalaron que el máximo dirigente del grupo islamista radical había muerto en un ataque de las fuerzas aéreas de Rusia en una zona residencial al sur de Raqqa.

Diversas fuentes rusas, como el vicecanciller Oleg Syromolotov, declararon la semana pasada que era “muy probable” que Al-Baghdadi hubiese muerto en un bombardeo ruso contra un puesto de mando de los yihadistas en Raqqa, pero que aún no podían verificarlo.

Fuentes antiterroristas han notado un creciente conflicto en las filas del EI sobre su primer puesto de liderazgo, lo cual ya había sido interpretado por analistas como una señal de que Al-Baghdadi estaba muerto, de acuerdo con despachos del servicio informativo ruso Sputnik.

El pasado 11 de junio, funcionarios estadunidenses señalaron que no podían confirmar la muerte del líder yihadista, incluso esta noche tras difundirse la confirmación de su deceso desde Irán, Washington continúa en silencio.

Al-Baghdadi ganó notoriedad en todo el mundo por declarar un califato en un extenso territorio de Siria e Irak en 2014, con Raqqa como su capital, sin embargo la mezquita al-Nuri en Mosul, ciudad del norte iraquí, donde lo declaró, fue destruida hace unos días.


jamj