Estados Unidos no está solo contra EI: Obama

El mandatario estadunidense aseguró que el apoyo de los países árabes contra el Estado Islámico demuestra que no se trata de una guerra sólo de Estados Unidos.
El presidente estadunidense, Barack Obama, aseguró que el apoyo árabe demuestra que Washington no está solo contra el Estado Islámico.
El presidente estadunidense, Barack Obama, aseguró que el apoyo árabe demuestra que Washington no está solo contra el Estado Islámico. (AP)

Washington, EU

El presidente Barack Obama declaró que el apoyo árabe a los bombardeos contra las posiciones del grupo Estado Islámico en Siria demuestran que no se trata de una guerra sólo de Estados Unidos.

El mandatario estadunidense se comprometió a continuar con su lucha contra los combatientes del Estado Islámico tras los primeros ataques aéreos que tuvieron por objetivo a grupos militantes en Siria, y además dijo que buscará aún más apoyo internacional.

"Una vez más, debe quedar claro para cualquiera que conspire contra Estados Unidos y dañe a los estadounidenses que no toleraremos los refugios de terroristas que amenazan a nuestra gente", dijo Obama antes de dejar la Casa Blanca para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

La lucha compartida contra los extremistas islámicos tardará un tiempo pero es vital para la seguridad de Estados Unidos, destacó el mandatario en un mensaje a la nación.

El apoyo árabe "le demuestra al mundo que esta no es una pelea únicamente de Estados Unidos".

Los bombardeos conjuntos entre Estados Unidos y varias naciones árabes golpearon posiciones del grupo en el este de Siria.

Obama se reunirá con funcionarios de Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Catar cuando llegue a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas, dijo Josh Earnest a periodistas en el avión presidencial Air Force One.

La reunión será convocada por el secretario de Estado del país, John Kerry, que ya se encuentra en Nueva York.

El consejero adjunto de Seguridad Nacional del presidente Obama, Ben Rhodes, resaltó a periodistas lo importante que había sido comprobar "que hay un amplio número de socios árabes que están con nosotros".