Esposas de dos alcaldes presos ganan elecciones en Venezuela

Patricia de Ceballos se impuso en San Cristóbal, cuna de las protestas, y en San Diego venció Rosa de Scarano, también candidata de la opositora Mesa de la Unidad Democrática.
Patricia Ceballos habla a sus simpatizantes tras su victoria en San Cristóbal
Patricia Ceballos habla a sus simpatizantes tras su victoria en San Cristóbal (AFP)

San Cristóbal

Las esposas de los dos alcaldes opositores venezolanos destituidos y encarcelados hace dos meses por no impedir la violencia en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro arrasaron en las elecciones de este domingo para sucederlos en las alcaldías de San Cristóbal (Táchira, al oeste) y San Diego (Carabobo, norte).

En San Cristóbal, cuna de las protestas, donde votaron 121,212 personas, la esposa de Daniel Ceballos, Patricia de Ceballos, logró el 73.62%, mientras que su contrincante Alejandro Méndez, un abogado de 33 años abanderado por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se hizo con un tímido 25.52%.

En San Diego, donde votaron 60,500 personas, la esposa de Enzo Scarano, Rosa de Scarano, ganó con un holgado 87.68% de los votos, mientras que el candidato del oficialismo Alexis Abreu consiguió sólo un 11.63%, según el primer boletín parcial ofrecido por la junta municipal electoral.

En estos dos feudos tradicionalmente opositores, las esposas, candidatas de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lograron victorias más holgadas que las conseguidas por sus maridos, lo que muchos consideran un claro mensaje de rechazo a sus detenciones ordenadas por la justicia venezolana.

Daniel Ceballos y Enzo Scarano habían ganado las municipales del pasado diciembre (con 67% y 75.24% de los votos), pero el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a nuevas elecciones para este domingo después de que en marzo fueran condenados a un año y a diez meses de prisión, respectivamente, por su supuesta responsabilidad en las peores protestas que ha enfrentado Maduro en su primer año de gobierno.

La cercanía de las pasadas elecciones y el hecho de que ambos municipios sean de tradición opositora hizo que las esposas de los detenidos figurasen como grandes favoritas tras una campaña que despertó poco interés nacional e incluso local. Prueba de ello es que los medios de comunicación oficialistas y privados le dieron más importancia a los comicios colombianos celebrados también este domingo que a los de San Cristóbal y San Diego.

Según analistas consultados por la AFP, estos comicios no pueden verse como un termómetro para medir el apoyo del chavismo y la oposición a nivel nacional ni como un referendo a la gestión de Maduro. "Estamos en dos municipios altamente opositores, por lo que sólo servirán para que la oposición reflexione sobre sus relaciones con su propia base de acuerdo con los resultados", el analista Carlos Casanova.

"El resultado se lee como reacción del elector frente al abuso del gobierno destituyendo y apresando alcaldes elegidos por el pueblo", escribió en twitter el analista Luis Vicente León. Como era de esperar, la oposición, que en los casi quince años de chavismo ha logrado muy pocas victorias en las urnas, le da una dimensión nacional al revés sufrido por los candidatos chavistas.

"Nos llegan números de nuestros equipos en San Cristóbal y San Diego,que revolcón a Nicolás y su Gob!El bien vence al mal!", escribió el lider opositor Henrique Capriles, que perdió contra el fallecido Hugo Chávez y su sucesor Maduro en los comicios celebrados en octubre de 2012 y 2013. Las calles aledañas al comando de campaña de Patricia de Ceballos, en Barrio Obero (centro de esta ciudad fronteriza con Colombia) se congestionaron entre los automóviles y cientos de personas que celebraron con fuegos artificiales la victoria opositora.

Noris Martinez, una farmaceuta de 58 años, celebraba bailando en medio de la calle el resultado y con el acento cantado que caracteriza a los tachirenses dijo a la AFP: "Se hizo justicia en San Cristobal. La resistencia se hizo valer en un Tachira que no se arrodilla". Mientras tanto, los congregados gritaban "Daniel, amigo, el pueblo está contigo", en referencia al alcalde encarcelado en una cárcel militar a las afueras de Caracas junto a Scarano y el líder de su partido, Voluntad Popular, Leopoldo López.

Antes de conocerse los resultados, Maduro aseguró que los reconocería, pero advirtió que el estado seguirá actuando con firmeza si siguen los disturbios. "Si se vuelven locos y empiezan a quemar los municipios otra vez, actuarán las autoridades y si fuera el caso de destituir (a los alcaldes) por parte del poder judicial lo acataremos y se convocarán elecciones hasta que haya paz", declaró.

De las barricadas y violentos disturbios que sacudieron San Cristóbal desde el 4 de febrero para protestar contra la inseguridad tras el intento de violación de una universitaria, sólo queda el rastro negro de los cauchos quemados sobre el asfalto de muchas de sus calles y algunos edificios con rastros de incendios.

Las protestas que comenzaron en San Cristóbal se extendieron luego a otras ciudades del país, con nuevos reclamos como contra la inflación anual récord de 60% y el crítico desabastecimiento de productos de primera necesidad -como papel higiénico, desodorantes, café o leche- y se saldaron hasta ahora con 42 muertos y más de 800 heridos.

Frente a los disturbios, la oposición y el gobierno iniciaron negociaciones en el marco de un diálogo de paz, paralizado desde hace dos semanas tras las críticas de la MUD por las detenciones masivas de estudiantes y de varios miembros de la oposición política.