Esposas de Ledezma y López comparan encierro de Rousseff con opositores

Lilian Tintori y Mitzy Capriles buscan en una visita de tres días a Brasil el apoyo del gobierno brasileño a la campaña por la liberación de sus maridos, Leopoldo López preso desde febrero de 2014 ...
Lilian Tintori habla a la prensa junto a la esposa del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, Mitzy Capriles (d) hoy, en Sao Paulo, Brasil
Lilian Tintori habla a la prensa junto a la esposa del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, Mitzy Capriles (d) hoy, en Sao Paulo, Brasil (EFE)

Sao Paulo, Caracas

Las esposas de los opositores venezolanos presos, Leopoldo López y Antonio Ledezma, compararon hoy el sufrimiento padecido durante la dictadura por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con la situación que viven sus maridos para ganar el apoyo de ese Gobierno a la campaña por su liberación.

"Nadie mejor que Rousseff conoce las violaciones, las torturas y las prisiones arbitrarias", señaló en una rueda de prensa en Sao Paulo Lilian Tintori, esposa de López, líder del partido Voluntad Popular, en referencia a la mandataria, una ex guerrillera que fue presa política por casi tres años y torturada por 22 días seguidos durante la última dictadura en Brasil (1964-1985).

Tintori y Mitzy Capriles, esposa del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, iniciaron hoy en Sao Paulo una visita de tres días a Brasil en la que buscan el respaldo de las autoridades, encabezadas por Rousseff, y de otros líderes del país para presionar por la libertad de los líderes opositores en Venezuela: López, encarcelado desde febrero de 2014, y Ledezma, próximo a cumplir tres meses de prisión.

Según Tintori, además de haber sufrido en carne propia la tortura y la prisión por parte de una dictadura, Rousseff "es madre y mujer, y, con el perdón de todos los hombres, una mujer, que es la que da la vida, es más sensible y por eso es la que más sufre".

No obstante, Capriles señaló que, si por algún motivo la mandataria brasileña no las recibe, la negativa "no sería vista como una cuestión de honor", pues las esposas de los opositores confían en las declaraciones ya dadas por Rousseff sobre el pedido de libertad de los presos venezolanos.

Tintori agradeció "enormemente" a Rousseff por manifestar ese pedido durante una entrevista concedida en el marco de la Cumbre de las Américas, celebrada el mes pasado en Panamá. "La región tiene que despertar. Necesitamos la ayuda de toda la región, porque no pueden existir en materia de derechos humanos dobles estándares", resaltó.

"Crisis humanitaria": Tintori

Además del apelo a Rousseff, Tintori defendió la actuación, "muchas veces criticada", de los organismos internacionales de defensa de derechos humanos en Venezuela, que a su juicio "han hecho su papel de denuncia".

"En Venezuela estamos al borde de una crisis humanitaria y temo por la vida de Antonio Ledezma, Daniel Ceballos (ex alcalde de San Cristóbal), de mi esposo y de todos los 89 presos políticos, porque la situación carcelaria de Venezuela es alarmante", subrayó.

La agenda de las activistas venezolanas en Brasil comenzó hoy con un encuentro con el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, uno de los líderes del movimiento de ex mandatarios que pide la libertad de los presos en Venezuela. "El ex presidente Cardoso demuestra una vez más su gran capacidad de estadista y de ser un gran conciliador", destacó Capriles sobre la reunión.

Después, ambas fueron recibidas por el gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, uno de los líderes del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la misma formación política de Cardoso. Alckmin calificó a Tintori y Capriles como "unas verdaderas guerreras" y les comunicó: "ustedes no están solas, ustedes tienen nuestra solidaridad".

En su pronunciamiento, el gobernador del estado más rico y poblado de Brasil citó la carta democrática del Mercosur para pedir la libertad de los presos venezolanos. "La democracia es un compromiso de todos nosotros y en el Mercosur hay una cláusula democrática para integrar el Mercosur con el compromiso del ejercicio de la democracia. No hay democracia sin contradictorios y sin oposición. Es tan cívico ser del Gobierno o de la oposición", aseveró Alckmin.

En declaraciones que concedió a Efe tras su encuentro con el gobernador, Capriles dijo que su marido no aceptaría una propuesta del exilio político para recuperar la libertad. "Antonio Ledezma ya lo demostró en este tiempo, y anteriormente en todos los años de acoso, que no están en venta sus principios democráticos ni estará jamás dispuesto ni ha pensado un solo segundo en irse de su país", resaltó la esposa del alcalde caraqueño.


Capriles dijo que su esposo "pasó un mes y tres semanas siendo perseguido mañana, tarde, noche y madrugada por el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia)" y no renunció a sus "principios democráticos" ni huyó del país. "Al igual que los demás presos políticos, que nuestros estudiantes y que tantos venezolanos que tienen sus derechos reprimidos, vamos a seguir luchando en Venezuela para rescatar el orden democrático", agregó Capriles.

Alckmin recibió en el Palacio de los Bandeirantes, sede del gobierno regional de Sao Paulo, a Capriles y a Lilian Tintori, la esposa del líder del partido venezolano Voluntad Popular, Leopoldo López, preso desde febrero de 2014.

Después de la audiencia, al ser preguntado si se sumaría a la iniciativa de 27 ex presidentes iberoamericanos que piden la libertad de los presos políticos en Venezuela, Alckmin respondió afirmativamente y evocó su época de militancia en la década de los años 70 contra la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

En una reciente entrevista con el diario brasileño O Estado de Sao Paulo, Tintori había manifestado que su esposo tampoco aceptaría un exilio político a cambio de su libertad, como llegó a proponerlo el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y hasta insinuó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

"Esa no es una opción (el exilio). Leopoldo jamás abandonaría a su pueblo, porque prefiere estar preso físicamente, pero con el alma libre", declaró Tintori al periódico. Después de estar también en Panamá, Capriles y Tintori viajaron a Perú y Chile, donde fueron recibidas por políticos e intelectuales, como el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, entre otros.

Cambio de Gobierno

De otra parte, el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, afirmó hoy que el objetivo de la oposición es conseguir la mayoría parlamentaria en las próximas elecciones legislativas para, a través de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), cambiar el actual Gobierno de Venezuela.

"Nosotros tenemos un mensaje muy claro: nosotros no vamos por el poder, nosotros vamos por cambio del poder, que eso quede absolutamente claro. El triunfo en las elecciones parlamentarias lo que busca es el cambio de Gobierno", aseguró Torrealba a periodistas durante un acto de la plataforma opositora en Caracas.

En la cita, que sirvió para presentar a los aspirantes de la MUD a diputados por el circuito de Caracas, Torrealba insistió en que esta no es la elección de "un parlamento ordinario" sino una convocatoria "en el marco de una profunda crisis, que a su vez se da sobre el telón de fondo de una tremenda crisis humanitaria".

El vocero de la alianza que agrupa a la mayoría de los partidos de oposición señaló que, de lograr la mayoría, irán a la AN para "derrotar la crisis" que dice, es ocasionada "por la corrupción". "En este país la corrupción es el gran problema porque está en la raíz, es la base de todos los demás problemas", sostuvo.

Torrealba aseguró que con una virtual mayoría en el hemiciclo evitarán que el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, vuelva a obtener una ley habilitante, poder que permite al primer mandatario legislar en áreas esenciales sin control parlamentario. En la actualidad la coalición oficialista conocida como el Gran Polo Patriótico cuenta con la mayoría absoluta.

El vocero de la MUD indicó además que interpelarán a los ministros "porque la Constitución establece la obligación de la AN de controlar al Ejecutivo" y aseguró que frente a ese virtual escenario y de no estar satisfechos con los ministros los van "a destituir".

Para Torrealba estas elecciones no son "una fiesta democrática, esta es una insurrección democrática, esto es un acto de rebeldía ciudadana. Nuestro llamado es a votar con coraje, con valentía", añadió.

Las elecciones parlamentarias para renovar la totalidad de los escaños de la Asamblea venezolana se celebrarán este año en una fecha todavía por definir por el Consejo Nacional Electoral.

La MUD planea elegir a una parte de sus candidatos en unas elecciones primarias previstas para el 17 de mayo, y otra parte por consenso, aspirantes estos de los que todavía se desconocen los nombres.