Mientras sea presidente, no espiaremos a Merkel: Obama

"No quiero deteriorar" la relación entre Estados Unidos y Alemania," aseguró el mandatario estadunidense durante una entrevista.
El presidente estadounidense Barack Obama durante la presentación de las reformas a la NSA
Barack Obama, presidente de Estados Unidos. (AP)

Berlín

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado que mientras él siga desempeñando su cargo, Washington no volverá a espiar a la canciller alemana, Angela Merkel.

"No quiero deteriorar" la relación entre Estados Unidos y Alemania "por medidas de espionaje que impidan nuestra comunicación confidencial", dijo Obama en una entrevista que emite hoy la Segunda Cadena de la Televisión Alemana (ZDF).

Obama reaccionó así al malestar que originó en Alemania la noticia de que durante años el espionaje de EU había alcanzado uno de los teléfonos móviles de Merkel.

"Mientras yo sea presidente, la canciller alemana no tendrá que preocuparse más de este problema", dijo Obama, quien subrayó que aunque él y Merkel no siempre tienen la misma opinión en cuestiones de política exterior eso no es razón para espiarla.

Obama recalcó, sin embargo, que los servicios secretos seguirán recopilando datos para "garantizar la seguridad nacional" y dijo que para ello hay razones estratégicas.

"¿Para qué sirven los servicios secretos si solo pueden averiguar lo que aparece en "Der Spiegel" o en el "New York Times"?", se preguntó Obama.

La labor de los servicios secretos, según Obama, es averiguar lo que planifica cierta gente y averiguar sus intenciones.

Obama dijo que la capacidad de espionaje de los servicios secretos de EU supera la de muchos otros países y que eso representa una responsabilidad especial, al tiempo que expresó su comprensión por el malestar de muchos alemanes con respecto a este asunto.

"El presidente de EU no es el gran emperador de todo el mundo sino sólo una pieza en un aparato gigantesco", dijo Obama en la entrevista, que se emitirá en el programa "Heute Journal".