Espeleólogo superviviente de accidente en Marruecos regresa a España

Las circunstancias del rescate de los montañeros tras caer en un barranco, en el que murieron sus dos compañeros, ha levantado la polémica, y la oposición reclama explicaciones al gobierno.
El ministro del Interior español, Jorge Fernandez Diaz (2i), recibe al espeleólogo Juan Bolívar (d) en el aeropuerto de Cuatro Vientos, en Madrid
El ministro del Interior español, Jorge Fernandez Diaz (2i), recibe al espeleólogo Juan Bolívar (d) en el aeropuerto de Cuatro Vientos, en Madrid (AFP)

Marruecos

Un espeleólogo español atrapado durante días en un barranco en Marruecos, junto a dos compañeros que murieron, regresó este martes a España, cuyo gobierno enfrenta llamados de la oposición a explicar por qué los montañeros no fueron rescatados antes.

Juan Bolívar, un policía de 27 años, llegó al aeropuerto de Cuatro Vientos, en el suroeste de Madrid, a bordo de un avión oficial español que partió de Marruecos, informó a la AFP una fuente del ministerio del Interior a última hora de la tarde.

Bolívar había sido extraído del lugar del accidente en el macizo marroquí del Atlas el domingo por la policía e ingresado en un hospital en Uarzazate, en el sur de Marruecos, del que salió el martes.

Sus dos compañeros, el abogado Gustavo Virués de 41 años y otro policía, José Antonio Martínez, también de 41 años, murieron antes de que llegaran los socorristas, anunciaron las autoridades. El ministerio español de Asuntos Exteriores no podía confirmar el martes cuándo serían repatriados sus cadáveres.

Miembros de una expedición de nueve personas, los tres hombres -todos montañeros experimentados- se separaron de sus compañeros, que el martes alertaron de su desaparición a las autoridades. Los equipos de rescate marroquíes no los localizaron hasta el sábado por la mañana.

El gobierno español ofreció el viernes enviar un avión con socorristas a Marruecos pero estos sólo fueron autorizados a viajar al lugar el domingo. El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, agradeció el lunes el "gran esfuerzo" hecho por Marruecos en el rescate. Pero su canciller, José Manuel García-Margallo, admitió el martes que hubo "disfunciones" en la operación.

"Es verdad que el avión no estuvo allí en el momento que a nosotros nos hubiese gustado", reconoció ante la prensa. "Ha habido, como se producen en todas estas desgracias, disfunciones en la gestión pero el ministerio de Exteriores pidió desde el primer momento la autorización", agregó.

"Ahora habrá que ver qué es exactamente lo que ha pasado", subrayó. El Partido Socialista, principal fuerza de oposición, pedirá explicaciones de la tragedia a García-Margallo en el parlamento el 15 de abril, anunció su portavoz Antonio Hernando en rueda de prensa.