Desalojan Metro de Madrid por paquete sospechoso

Fuerzas de seguridad desalojaron la estación Nuevos Ministerios y cerraron todos los accesos ante la presencia de un paquete sospechoso.
La policía desalojó la estación Nuevos Ministerios del Metro de Madrid al localizar un paquete sospechoso.
La policía desalojó la estación Nuevos Ministerios del Metro de Madrid al localizar un paquete sospechoso. (Reuters)

Madrid, España

La presencia de un paquete sospechoso que llevó al desalojo de una estación del metro de Madrid fue una falsa alarma, informaron la policía y una funcionaria gubernamental.

"Falsa alarma en Nuevos Ministerios", dijo Cristina Cifuentes en su cuenta de Twitter en referencia a la estación de metro y trenes afectada.

La policía, que confirmó que se trataba de una falsa alarma, había analizado una caja de zapatos con un contenido sospechoso en la estación de Nuevos Ministerios, que fue desalojada. El proceso provocó cortes en la red de transportes y en una de las principales avenidas de la ciudad.

La policía dijo que ya se había restablecido el tráfico y el transporte.

El paquete fue encontrado en el acceso a los trenes de cercanías, según las fuentes del Metro de Madrid.

Entre las líneas de Metro cortadas figura la 8 que enlaza con el Aeropuerto de Madrid y la céntrica estación de Nuevos Ministerios, uno de los más importantes nudos de comunicaciones de la ciudad.

El jueves, la policía española detuvo a un hombre, de 39 años, como presunto responsable de entregar la víspera a medios de comunicación paquetes sospechosos de ser explosivos, como al diario El País, 20 Minutos y otros.

En un comunicado, la Policía Nacional indicó que el detenido tenía un antecedente de haber sido arrestado en abril pasado en Santiago de Compostela, Galicia, noroeste del país, por amenazas a medios de comunicación, museos y edificios emblemáticos en esa ciudad.

Tras aquella detención, el juez decretó su internamiento en un centro psiquiátrico.

El detenido llevó la víspera personalmente paquetes a los medios de comunicación y se trasladó en taxi, y esas entregas causaron el desalojo de los diferentes inmuebles y la intervención de los agentes policiales especialistas en desactivación de explosivos.