España impugna declaración independentista catalana

La impugnación, de ser aceptada por el Tribunal Constitucional, quedará automáticamente suspendida de forma cautelar, hasta que los magistrados acuerden un veredicto definitivo.
El gobierno español de Mariano Rajoy impugnó la resolución independentista catalana ante el Tribunal Constitucional.
El gobierno español de Mariano Rajoy impugnó la resolución independentista catalana ante el Tribunal Constitucional. (AP)

Madrid, España

El gobierno español de Mariano Rajoy impugnó ante el Tribunal Constitucional la resolución adoptada el lunes por el parlamento catalán declarando el comienzo de un proceso de secesión de España.

"Hace unos minutos, la abogada general del Estado ha presentado el escrito de impugnación contra la resolución del Parlamento de Cataluña. Hemos solicitado que el Tribunal Constitucional acuerde la inmediata suspensión de esta resolución y de todos sus efectos", dijo Rajoy en una conferencia de prensa en La Moncloa, la sede del gobierno.

La corte, con una mayoría de magistrados conservadores, debe examinar este recurso a partir de las 15:30 GMT de este miércoles, según una fuente judicial.

De aceptar su tramitación, la resolución quedará automáticamente suspendida de forma cautelar, hasta que los magistrados acuerden un veredicto definitivo.

El recurso se interpuso 48 horas después de que el parlamento regional aprobara esta resolución donde declaran "solemnemente el inicio del proceso de creación del estado catalán independiente".

Los independentistas, con una mayoría absoluta en el parlamento catalán tras las elecciones regionales del 27 de septiembre, quieren culminar este proceso con la proclamación en 2017 de una república independiente en esta región nororiental de 7.5 millones de habitantes y con una quinta parte de la riqueza española.

La declaración, sin precedentes aunque también sin efectos jurídicos por el momento, declara que el parlamento regional "no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional, al que considera deslegitimado y sin competencia".

Según Rajoy, la resolución "supone una declarada insumisión a las instituciones del Estado".

"No deberían olvidar que cuando se prescinde de la ley, se renuncia a la democracia" y que "sin el respecto a la ley, cualquier poder y cualquier gobierno pierde su legitimación", advirtió Rajoy.

"La soberanía nacional le pertenece a todo el pueblo español y solo al pueblo español, una soberanía que no se puede dividir", afirmó el jefe de gobierno tras haber presidido por la mañana un consejo de ministros extraordinario para aprobar el recurso a esta resolución.

El gobierno, en su recurso, pide que la comunicación de esta medida sea dirigida al presidente en funciones del Gobierno catalán y la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, junto a otros 19 altos cargos, que podrían ser acusados de desobediencia y suspendidos de sus funciones si no cumplen.