España pierde 160 mil puestos de trabajos en un año

Un informe de la Agencia Tributaria de España revela que en el último año se han destruido 160 mil puestos de trabajo en algunas de las empresas más importantes del país.
Oficina de desempleo en España
Oficina de desempleo en España (Especial)

El empleo en las grandes empresas españolas sigue destruyéndose y contradicen los optimistas mensajes del gobierno conservador de Mariano Rajoy respecto a lo que llama una inminente salida de la crisis, que el país vive desde hace más de cinco años.

Y es que según un informe de la Agencia Tributaria, en el último año se han destruido 160.000 puestos de trabajo en algunas de las empresas más importantes del país, todo esto cuando hoy se cumplen dos años de la controvertida reforma laboral impuesta por Rajoy.

Esta reforma labora, entre otras cosas, abarata las indemnizaciones por despido y ha reducido hasta en un 10% los salarios de los trabajadores, de acuerdo a un estudio del Observatorio de Seguimiento de la nueva ley.

En paralelo a la destrucción de puestos de trabajo, las grandes empresas siguen reduciendo los salarios, que pasaron de 26.313 euros brutos de media en 2012 a 26.074 en 2013. Los peor parados a este respecto fueron también los asalariados del sector servicios, con una disminución de las percepciones de 379 euros anuales (-1,5%).

Esta mañana en el Congreso de los Diputados, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, insistió en que el Ejecutivo trabaja para frenar la escalada del desempleo y aseguró que, por primera vez desde el inicio de la crisis, “podemos afirmar que el mercado laboral se ha estabilizado”.

Estas cifras que la ministra llama “estabilizadoras” no son otras que casi 5 millones de desempleados, más de la mitad jóvenes.

Báñez insistió en que los últimos datos de paro registrado y afiliación “corroboran lo que estoy diciendo”. “Esto no nos satisface, pero sí nos anima a seguir trabajando para dar oportunidades a los españoles”, incidió.

En este sentido, la titular de Empleo y Seguridad Social añadió que las reformas puestas en marcha por el gobierno “han conseguido el objetivo que perseguíamos, que es frenar el ritmo de destrucción de empleo”.