España rechaza extraditar a ex policía franquista a Argentina

La Audiencia Nacional española alegó que "ha prescrito" el delito de torturas por el que es acusado el ex capitán de la guardia civil Jesús Muñecas, de 75 años.

Madrid

La justicia española rechazó hoy extraditar a Argentina a un ex guardia civil español reclamado en el marco de una investigación sobre crímenes del franquismo, alegando que "ha prescrito" el delito de torturas del que se le acusa. La Audiencia Nacional (principal instancia penal española) considera que el delito de torturas por el que es reclamado el ex capitán Jesús Muñecas "ha superado crecidamente los plazos de prescripción del delito", informaron fuentes judiciales.

El ex capitán, de 75 años, está reclamado por la jueza argentina María Servini de Cubría, por un delito de torturas en el marco de la investigación que abrió en 2010 por "delitos de genocidio y/o lesa humanidad" en los años del franquismo (1939-1975) y la guerra civil española (1936-1939). La jueza argentina le imputa un delito de torturas cometidas en 1968 contra un detenido en un cuartel de la Guardia Civil del País Vasco (norte).

Los magistrados de la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional explican que la prescripción del delito de torturas en España, penado con seis años de prisión como máximo, "está prevista a los diez años computados desde la comisión del delito", afirma el auto judicial. Además, la Sala rechaza que se trate de "un delito de lesa humanidad, dado el tenor aislado de la acción imputada -torturas en un cuartel- sin conexión aparente con el delito de genocidio que se investiga" en la causa que instruye la jueza Servini.

Los magistrados también destacan "la aparente falta de conexión entre el reclamado y cualesquiera otras personas involucradas en acciones análogamente reprobables, tanto por su naturaleza como por las fechas de ejecución". El tribunal rechazó asimismo la extradición de Muñecas "en razón de la nacionalidad (española) del reclamado, carente de vínculo alguno con Argentina".

Muñecas, que estuvo implicado en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 en Madrid, había rechazado ser extraditado a Argentina en la vista que se celebró el pasado 3 de abril, en la que su abogado aseguró tener la "seguridad absoluta de que nunca ha participado en hechos como los que se relatan en la demanda extradicional".

También el fiscal se opuso en esa ocasión a su entrega alegando la preferencia de la jurisdición española para juzgar el caso y la prescripción del delito. No obstante, sugirió la posibilidad de que el Estado argentino denuncie el caso ante los tribunales españoles, lo que permitiría a los denunciantes "ser oídos ante un tribunal español (...) y de alguna manera satisfacer ese deseo de justicia que les ha llevado a presentar la querella en Argentina".

Las asociaciones de víctimas acudieron a la justicia argentina, recurriendo a la justicia universal, por las dificultades para llevar el caso ante la española, escudada en una ley de Amnistía de 1977 que, en un esfuerzo por allanar el camino hacia la democracia, cubrió "todos los actos de intencionalidad política" anteriores a ese año.

La Audiencia Nacional todavía tiene que pronunciarse sobre la extradición de otro ex policía, el antiguo inspector Juan Antonio González Pacheco, alias "Billy el Niño", de 67 años, reclamado por la jueza Servini por su presunta participación en las torturas a trece detenidos entre 1971 y 1975. González también se opuso a su extradición en la vista que se celebró el pasado 10 de abril.