España libera 13 narcos por limitación de la justicia universal

Los presuntos narcotraficantes, de nacionalidad marroquí, habían sido interceptados en un barco en aguas internacionales con 16 toneladas de hachís.

Madrid

La justicia española decidió hoy excarcelar a trece presuntos narcotraficantes marroquíes, que habían sido interceptados en un barco en aguas internacionales con 16 toneladas de hachís, alegando que las restricción de la justicia universal impuesta en España impide su juicio.

Los magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (principal instancia penal española) decidieron por trece votos a favor y tres en contra, la puesta en libertad de los presuntos narcotraficantes porque fueron detenidos en aguas internacionales, en un barco sin pabellón y no ha quedado acreditado que fueran a delinquir en España, informaron fuentes judiciales.

Los presuntos traficantes, que estaban detenidos a la espera de juicio habían sido interceptados en mayo del pasado año en un barco sin pabellón en el mar de Alborán, entre España, Marruecos y Argelia, con un cargamento de 16 toneladas de hachís que no estaba destinado a España. Los diputados españoles aprobaron el 27 de febrero una reforma restrictiva del principio de justicia universal, que permite a los tribunales españoles investigar sobre hechos cometidos en el exterior, pero que también generó tensiones diplomáticas con países como China o Israel.

Con la reforma, en casos de narcotráfico, los tribunales españoles sólo pueden actuar cuando el procedimiento vaya contra un súbdito español, el barco lleva pabellón nacional o haya constancia de que van a cometer el delito en España. El pasado 8 de abril, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu puso en libertad a ocho presuntos narcotraficantes egipcios, interceptados en el mar con 8.5 toneladas de hachís con el mismo argumento.

Andreu consideró que la modificación de la jurisdicción universal de los tribunales españoles impone "una serie de requisitos que suponen una muy importante restricción de la competencia de los Tribunales Españoles para el conocimiento de los hechos acaecidos fuera de nuestras fronteras". Según él, la jurisdicción universal no podía aplicarse en este caso porque se trataba de extranjeros, que viajaban en un barco sin pabellón y que no tenían intención de delinquir en España, ya que la droga, según declararon, tenía por destino Libia.

Posteriormente, el magistrado Javier Gómez Bermúdez, también de la Audiencia Nacional, dejó en libertad a otros ocho presuntos narcotraficantes sirios en un caso similar.