España no se plantea bombardear Siria, asegura ministro del Interior

Jorge Fernández Díaz destacó que su gobierno se toma "muy en serio" las amenazas lanzadas por el Estado Islámico a su país, pero que "hoy por hoy" solo piensan seguir entrenando a militares en Irak.
Jorge Fernández Díaz, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y el canciller José Manuel García-Margallo (i) en una reciente reunión
Jorge Fernández Díaz, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y el canciller José Manuel García-Margallo (i) en una reciente reunión (EFE)

París

El ministro del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, aseguró que España no se plantea bombardear Siria para atacar al autodenominado Estado Islámico, y destacó que el Gobierno español se toma “muy en serio” las amenazas lanzadas por este grupo terrorista a la península ibérica.

Fernández Díez expresó que los bombardeos de Francia en Siria no son algo nuevo. En cambio, España “hoy por hoy no se plantea efectuar bombardeos en Siria” sino continuar con su aportación actual en la coalición, es decir, en entrenamiento de militares en Irak.

El ministro explicó que en la coalición internacional contra el Estado Islámico hay un grupo dedicado a frenar la financiación de sus actividades y cree que los atentados de París “van a ser un punto de inflexión” en lo que hace referencia a los países o a quien sea que suministre armas al Estado Islámico.

Aclaró que en España no hay ningún lugar comparable al barrio de Molenbeek de Bruselas, una especie de gueto donde la exclusión social puede llevar a que “fructifique la semilla terrorista” y que, según el Gobierno de Bélgica, podría ser un refugio de terroristas.

El ministro español subrayó que su gobierno no se plantea poner en marcha medidas extraordinarias como las que prepara Francia, porque España está en nivel 4 de alerta terrorista mientras el país vecino no es ya que esté en nivel 5 (la máxima) sino que ha declarado el “estado de emergencia” y eso le permite imponer restricciones a los desplazamientos y hacer identificaciones o registros sin autorización judicial.

El responsable de la política interior de España indicó que en el país no se podría retirar la nacionalidad a una persona en los términos que se está planteando en Francia, pero sí se puede expulsar del país a quien atente contra los intereses nacionales.

Aprovechó para insistir que si los expertos consideran adecuado elevar el nivel de alerta lo harán y que se informará a todos los españoles, así que pidió que se no se haga caso de los mensajes que circulan por redes sociales.

“Dentro de la lógica conmoción y el lógico temor que puede existir, quiero lanzar un mensaje de tranquilidad y de calma. La seguridad absoluta no existe, el riesgo cero no existe, pero los que tenemos la obligación de velar por la seguridad de nuestros conciudadanos estamos haciendo nuestro trabajo”, insistió.

Eso sí, dijo que el Gobierno de Mariano Rajoy se toma "con mucha atención las amenazas del Estado Islámico a Al Andalus, como ellos se refieren a España. “A esta gente más vale tomársela en serio porque son terroristas que no tienen ningún escrúpulo, aunque ahora dicen que van detrás de Roma y de Washington”, manifestó.

En cuanto a las posibilidades de riesgo de atentados en los distintos países europeos, Fernández Díaz declaró que un indicador pueden ser los desplazados y retornados de Irak y Siria, y los países que más tienen son Francia, Bélgica, Reino Unidos y Alemania. De España han salido menos de 150 terroristas desplazados hacia zonas de conflicto, y algunos de ellos murieron o se inmolaron en éstas.