España acepta la relación entre almacén de gas y sismos

Más de 300 sismos se han registrado desde el comienzo del Proyecto Castor, frente a las costas de Castellón.

Madrid

El ministro español de Industria, José Manuel Soria, dijo hoy que, según los geólogos, "parece ser" que hay una "relación directa" entre la inyección de gas en un almacenamiento subterráneo frente a las costas de Castellón (este), y los pequeños sismos detectados desde hace días en la zona.

Más de trescientos sismos se han registrado en el área desde el comienzo del Proyecto Castor, que consiste en la construcción en la costa mediterránea de un almacén subterráneo de gas natural que garantice el suministro de un tercio del consumo de esa fuente de energía por parte de España durante cincuenta días.

"El almacenamiento podría estar en el origen de los sismos pero todavía no tenemos constancia científica de ello. Serán los expertos lo que tendrán que determinarlo", dijo Soria a una cadena de radio.

El jueves pasado, después de que se registrara un sismo de magnitud 3,6 grados de intensidad en la escala Richter, el Ministerio de Industria ordenó detener las actividades en Castor hasta tener más datos sobre lo que ocurre.

En días pasados algunos geólogos afirmaron que los movimientos en la costa de Castellón son un fenómeno denominado sismicidad inducida por el proyecto de almacenamiento de gas, en un contexto de preocupación en la región y denuncias de grupos ecologistas.

El sismo de mayor relevancia alcanzó un valor de 4,2 grados de intensidad en la Escala Richter.

El almacenamiento se realiza inyectando el gas en una roca caliza, que funciona como una esponja, absorbiendo el fluido por los poros.

La roca acumula energía de modo natural por los procesos de dinámica de la Tierra, que se libera a través de ondas sísmicas.