España y Francia reiteran que ETA debe "autodisolverse"

Los ministros del Interior de España, Francia, Marruecos y Portugal, miembros del llamado G4, creado en enero de 2013 en Rabat para mejorar la cooperación en materia de terrorismo, inmigración y ...
El ministro del Interior francés, Manuel Valls (2d) habla con su par español, Jorge Fernández Díaz (2i), hoy en París
El ministro del Interior francés, Manuel Valls (2d) habla con su par español, Jorge Fernández Díaz (2i), hoy en París (AFP)

París

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, reiteró hoy en París que la organización vasca ETA debe "autodisolverse", un objetivo común confirmado por su homólogo francés, Manuel Valls. Creado en enero de 2013 en Rabat para mejorar la cooperación en materia de terrorismo, inmigración y tráfico de drogas, el G4, reunido el jueves en París, está formado por los ministros del Interior de España, Francia, Marruecos y Portugal.

Fernández Díaz reiteró el "objetivo común" de los gobiernos francés y español de lograr "la disolución constitucional de ETA". "Mientras no esté disuelta, nosotros seguiremos actuando", recalcó, rechazando toda negociación "con una organización terrorista". Un grupo de expertos internacionales se trasladará el viernes a Bilbao para asegurarse de que la organización separatista vasca respeta el abandono de la violencia que anunció en octubre de 2011 tras cuatro décadas de lucha armada.

Según ciertas fuentes, esa gestión podría prefigurar un paso hacia el desarme que ETA rehúsa, reclamando previamente negociaciones sobre la suerte de los miembros de la organización presos. "Esta organización ha sido más que debilitada en Francia y en España, lo único que hay que esperar es la disolución sin condiciones", afirmó Valls, sosteniendo que "cuando se trata de terrorismo hablamos de cosas graves" y al respecto "hay una colaboración ejemplar entre España y Francia".

Los cuatro ministros del G4 abordaron hoy esencialmente cuestiones de "terrorismo" y relativas a los "combatientes extranjeros en Siria". "Nuestros servicios de inteligencia van a ampliar su colaboración" en ese dominio, pero también en el de la "gestión de flujos migratorios", señaló Valls. Los cuatro ministros abogaron en favor de una "política de retorno eficaz", precisó el ministro francés. Respecto a la lucha contra el tráfico de drogas, los ministros evocaron la ruta de la cocaína que "pasa hoy por África del oeste", y desearon que se organice en Marruecos una plataforma de incautación de los haberes criminales.