Erdogan: en el golpe pueden estar implicados otros países

Declara estado de emergencia por tres meses.

Ankara

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció anoche la instauración del estado de emergencia durante tres meses en su país, donde intensificó la purga cinco días después de la intentona militar de golpe de Estado.

Detenciones, suspensiones, despidos. La purga alcanza a 55 mil turcos, especialmente de los sectores de la enseñanza, la policía, la justicia, el ejército y los medios de comunicación.

Esta enérgica respuesta generó temores en la comunidad internacional, que no frenaron la determinación del presidente turco, quien anunció la instauración del “estado de emergencia durante tres meses”.

El mandatario advirtió que esta medida “busca proteger y reforzar” los valores de “la democracia, la ley y las libertades” en Turquía.

Esta decisión se anunció al término de una reunión del consejo de seguridad nacional y de un consejo de ministros en Ankara, adonde regresó Erdogan el martes por la noche en pleno intento de golpe.

Esta medida era “necesaria para erradicar rápidamente todos los elementos de la organización terrorista implicada en el intento de golpe de Estado”, agregó el presidente, en alusión a su opositor, el predicador exiliado en Estados Unidos, Fethullah Gülen, cuya extradición reclama.

Sin citarlos, el presidente turco dijo que “puede que otros países están implicados” en el golpe que, a su juicio, podría no haber terminado. “Podrían haber otros planes”, aseguró.

El intento de golpe de Estado la madrugada del sábado ha dejado más de 300 muertos y ha sembrado el caos, especialmente en Ankara, donde el Parlamento y la sede de la policía fueron atacados por los militares rebeldes.