Erdogan a civiles: sigan en las calles

El presidente turco culpa al imán Fethullah Gülen del levantamiento fallido; Caen 3 mil soldados rebeldes y un número similar de jueces será cesado.
Simpatizantes rodean a Erdogan a su llegada al aeropuerto de Estambul el pasado viernes.
Simpatizantes rodean a Erdogan a su llegada al aeropuerto de Estambul el pasado viernes. (Huseyin Aldemir | Reuters)

Ankara

Las últimas tropas golpistas de Turquía se rindieron la tarde de ayer en Ankara y se entregaron a fiscales en los cuarteles generales del Estado Mayor y en un vecino campamento de la Gendarmería, informaron autoridades de seguridad.

Se trata de unos 150 implicados en el frustrado intento de golpe de Estado del viernes, incluidos 13 oficiales navales de alto rango.

El cuartel general del Estado Mayor fue uno de los focos de la frustrada rebelión y el lugar donde fueron detenidos los principales oficiales que se negaron a sumarse al golpe, entre ellos el comandante del Ejército, general Hulusi Akar, liberado horas antes.

El gobierno de Turquía dio por terminado el intento de golpe de Estado que causó al menos 265 muertos, mil 440 heridos y casi 3 mil militares golpistas detenidos, aunque el presidente Recep Tayyip Erdogan pidió a la población que siga movilizada en la calle. Entre los detenidos hay 29 coroneles y cinco generales, quienes fueron destituidos, al igual que 2 mil 745 mil jueces.

De las víctimas mortales, más de 160 son civiles o miembros de las fuerzas de seguridad leales al gobierno, informó el primer ministro turco, Benali Yildirim, además de 104 militares y rebeldes.

El jefe del gobierno turco señaló también que 2 mil 839 militares fueron detenidos y aseguró que estos "cobardes recibirán la pena que merecen".

Entre los detenidos figura el comandante del Tercer Ejército, general Erdal Ozturk. También fue arrestado un juez de la Corte Constitucional, la más alta instancia legal del país.

En tanto, el clérigo musulmán Fethullah Gülen, expatriado en Estados Unidos desde hace casi dos décadas, negó las acusaciones del gobierno turco que lo involucran en la intentona golpista y sugirió que ésta pudo ser montada por el propio presidente turco.

En un comunicado, Gülen expresó su condena "en los términos más enérgicos al golpe militar orquestado en Turquía" y negó "de manera categórica" los señalamientos de haber impulsado el derrocamiento del gobierno.

Las declaraciones de Gülen se dieron luego de que Erdogan culpara del golpe a "aquellos en Pensilvania", el estado donde Gulen vive como expatriado.

El gobernante turco urgió Washington a extraditar a Gülen. "Si tienes valentía, regresa a tu país, si puedes. No vas a tener los medios de volver a este país al caos desde donde estás", indicó el presidente Erdogan.

Asimismo, el gobierno turco demandó a Grecia la extradición de ocho militares que escaparon en helicóptero tras el frustrado golpe de Estado.

El cuartel general de la policía de Komotini, en el noreste de Grecia, informó a la agencia turca de noticias Anadolu que los ocho hombres fueron detenidos por la policía griega.

Los militares llegaron al aeropuerto de Demókritos, en la ciudad de Alexandrópolis, a bordo de un helicóptero y solicitaron asilo político.

Los hechos

La intentona del golpe la madrugada del viernes, cuando militares rebeldes ocuparon sitios estratégicos y anunciaron que habían tomado el control del país, hecho que fue desmentido por el presidente Erdogan.

Los militares disidentes salieron a las calles con sus vehículos de combate y atacaron complejos policiales y gubernamentales, además de tomar la televisión oficial para leer un comunicado.

Los golpistas anunciaron la toma de control sobre la administración del país y el derrocamiento de Erdogan, quien estaba de vacaciones y a quien calificaron como traidor por haber establecido un régimen autoritario.

Sin embargo, mediante una videollamada al canal CNN Turk que fue transmitida en vivo, el mandatario pidió a la población luchar contra los militares disidentes. El canal explicó que Erdogan se encontraba en un lugar desconocido.

Imágenes de la cadena árabe Al Yazira mostraron a miles de automóviles en las salidas de la capital, Ankara, y en los puentes que comunican a la parte asiática con la europea de Estambul, mientras vehículos militares circulaban por las calles y se escuchaban disparos.

En medio de la confusa situación, helicópteros militares sobrevolaron las ciudades y existieron reportes de ataques contra la sede nacional de inteligencia, las jefaturas de policía y varios complejos gubernamentales, según la agencia oficial Anadolu.

Las principales terminales aéreas fueron cerradas y varios medios de comunicación interrumpieron transmisiones tras ser ocupados por militares, entre ellos la propia CNN Turk.

Claves
Condena de Europa

• La Unión Europea condenó la intentona golpista en Turquía y reiteró su apoyo a las instituciones democráticas del país asiático.

• "Lamentamos la pérdida de vidas y enviamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas, así como a los heridos", indicó la UE y señaló que se mantienen en contacto con las autoridades turcas.

• En el texto fue firmado por la representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.