Epidemia de ébola podría ser peor de lo previsto: OMS

La Organización Mundial de la Salud informó que algunos de sus empleados hallaron indicios de que el número de casos y víctimas es mayor de lo afirmado, mientras cuatro países africanos están ya ...
Un enfermero se quita sus ropas protectoras durante un ejercicio de simulación de un caso de ébola en Biankouma, Costa de Marfil
Un enfermero se quita sus ropas protectoras durante un ejercicio de simulación de un caso de ébola en Biankouma, Costa de Marfil (AFP)

Ginebra, Freetown

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó hoy que teme que la epidemia de ébola en el occidente de África sea más grave de lo que se creía. La OMS indicó que algunos de sus empleados encontraron indicios en las zonas afectadas de que la cifra de casos y víctimas es mayor de lo que se manejaba hasta ahora.
 
La organización relevó por el momento 1,975 casos sospechosos y confirmados en los cuatro países afectados por el ébola (Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona y Nigeria) y 1,069 muertes. Las primeras informaciones sobre el ébola se conocieron en marzo en Guinea, aunque la enfermedad estaba presente en la región desde diciembre.

El ébola causa hemorragias internas y externas, así como fiebre, vómitos y diarrea, entre otros. La mortalidad es de hasta un 90 por ciento de las personas infectadas. El virus es transmitido por contacto directo con sangre y secreciones de animales o pacientes, estén vivos o fallecidos. Hasta la fecha no hay vacuna alguna ni tratamiento.

Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria estaban hoy en estado de emergencia sanitaria para intentar frenar la propagación del virus del Ébola, en momentos en que la agencia Moody's advertía que el costo económico de la epidemia podría ser "importante". Ante el avance de la fiebre hemorrágica, Liberia, que recibió dosis de un suero experimental estadunidense para tratar a dos médicos, empezó a realizar obras para agrandar el único centro de tratamiento de la capital.

"Tenemos que agrandar este lugar porque cada día está llegando más gente", declaró a la AFP Nathaniel Dovillie, quien dirige este centro. Además del centro de Monrovia, Liberia tiene sólo otro centro en Foya, en la provincia de Lofa, una de las tres zonas del país puestas en cuarentena. Por otra parte, el viceministro de Salud de Liberia, Tolbert Nyensuah, confirmó a la AFP que su país había recibido el suero experimental estadunidense ZMapp.

Este suero, que ha dado resultados positivos en dos estadunidenses contaminados en ese país, pero que no logró salvar a un cura español fallecido el martes después de ser repatriado a Madrid, será administrado unicamente a dos médicos liberianos. La OMS había autorizado los tratamientos experimentales de este tipo el martes.

Liberia recibió el fármaco, denominado ZMapp, después de que la presidenta, Ellen Jonhson Sirleaf, lo solicitara a las autoridades estadunidenses el pasado 8 de agosto dentro de sus esfuerzos para combatir la epidemia, que ya ha causado la muerte de 323 personas en el país.

El suero se suministrará a los médicos Abraham Borbor y Philip Irlanda, que fueron infectados mientras trabajaban en el hospital John F. Kennedy de Monrovia, uno de los grandes centros de tratamiento y aislamiento para enfermos de ébola en el país. "Hemos sabido que la medicina les fue administrada a estadunidenses que contrajeron la enfermedad aquí, y por lo tanto (el medicamento) sería bienvenido", declaró la presidenta liberiana cuando solicitó el suero experimental.

ZMapp -que nunca antes había sido probado con humanos- fue suministrado a dos ciudadanos estadunidenses contagiados en Liberia, el médico Kent Brantly y la misionera Nancy Writebol, quienes, desde entonces, han presentado una mejoría en su estado de salud. Sin embargo, Miguel Pajares, el religioso español repatriado tras ser infectado por el virus en Liberia, falleció el martes en Madrid tan solo tres días después de empezar a recibir el mismo suero experimental.

Ayer Canadá también anunció que donará a la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta mil dosis de un medicamento experimental contra el ébola para su utilización en África Occidental, donde ya han muerto más de un millar de personas a causa de la epidemia. El ébola -que se transite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

Ésta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.

"Miedo hasta de nuestros clientes"

Guinea, uno de los cuatro países del oeste africano afectado por la epidemia de Ébola, había sido el último en decretar el miércoles de noche "la urgencia sanitaria nacional" ante esta fiebre hemorrágica que ya ha provocado más de mil muertos.

Como consecuencia de esta urgencia, se implanta "un cordón sanitario mantenido por los agentes de sanidad y los servicios de seguridad y defensa en todos los puntos fronterizos de acceso a Guinea", se restringen los movimientos de gente y se refuerzan los controles sanitarios en diferentes puntos de paso.

También se prohíbe trasladar cadáveres "de una localidad a otra hasta el fin de la epidemia", y se decreta la toma de muestras y hospitalización sistemática "en todos los casos sospechosos", hasta contar con los resultados de los análisis. En Conakry, una vendedora de ropa usada, Kadet Diawara, estimó que el presidente guineano hizo bien en decretar este estado de emergencia sanitaria. No obstante, "temo que sea demasiado tarde", agregó. "Ahora tenemos miedo hasta de nuestros clientes", lamentó.

Un camionero, Alfa Baldé, también lamentó "la reacción muy tardía del gobierno" guineano. "El mundo entero sufre ahora de esta epidemia por culpa de Guinea", estimó. De acuerdo al último balance dado a conocer el miércoles, 1,069 personas murieron sobre 1,975 casos (confirmados, sospechosos o probables), sobre todo en Guinea, Sierra Leona y Liberia, en tanto que en Nigeria se constataron por ahora tres fallecidos.

En el plano económico, según la agencia calificadora Moody's, "la epidemia puede tener un efecto financiero directo en los presupuestos del gobierno, a través de un aumento de los gastos de salud que podría ser importante". Liberia, donde murieron más de 300 personas, gastó doce millones de dólares para luchar contra el ébola entre abril y junio y tiene previsto bajar su previsión de crecimiento económico. En Sierra Leona, no se podrá repetir "el índice de crecimiento récord de 16% en 2013", según Moody's.

El Departamento de Estado de Estados Unidos informó hoy en un comunicado que las familias de los diplomáticos estadunidenses serán evacuadas de Freetown, la capital de Sierra Leona. La decisión fue tomada por "abundancia de precaución", precisó la portavoz del departamento, Marie Harf, en un comunicado.

El Departamento de Estado está "reconfigurando" su personal de la embajada de Freetown para que tenga "más capacidad de reacción" ante la crisis que vive el país. "Seguimos profundamente comprometidos con Sierra Leona y a nivel regional e internacional, a fin de reforzar la capacidad de las infraestructuras sanitarias del país, especialmente para contener y controlar la transmisión del virus ébola y ofrecer tratamiento" a los enfermos, dijo Harf.

Entretanto, el presidente estadunidense, Barack Obama, telefoneó hoy a sus homólogos de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y Sierra Leona, Ernest Bai Koroma para hablar del brote de la epidemia en África occidental, informó la Casa Blanca. "En su conversación con ambos mandatarios, el presidente subrayó el compromiso de EU a trabajar con Liberia, Sierra Leona y otros socios internacionales para contener el brote y expresó sus condolencias por las vidas perdidas", añadió la presidencia.

El 7 de agosto, Estados Unidos ordenó a las familias del cuerpo diplomático de Liberia abandonar ese país como medida de precaución ante la epidemia. La ministra salvadoreña de Salud, Violeta Menjívar, anunció hoy que pondrá en observación a dos oficiales que retornan el viernes a El Salvador tras permanecer un año de misión en Liberia, un país afectado por una epidemia de ébola.

A pesar que los militares "se encuentran sanos", según Menjívar, como una medida preventiva serán recibidos por equipos de Salud a su llegada al aeropuerto internacional Óscar Arnulfo Romero, 44 km al sureste de San Salvador, y luego estarán en cuarentena por 21 días en una instalación militar. Los dos militares participaron en una misión oficial de un año en Liberia.

El gobierno uruguayo lanzó hoy un plan de contingencia ante los brotes de ébola en África, para prevenir el contagio en caso de ingreso del virus al país. El plan busca ser "un instrumento operativo para detectar, investigar y gestionar los casos de EVE (Enfermedad por Virus Ébola), de forma de evitar la propagación de la enfermedad en el territorio nacional", señaló el ministerio de Salud Pública (MSP) en un comunicado.

El plan prevé acciones de control de fronteras en aeropuertos para detectar el ingreso de personas con síntomas y signos clínicos de portar el virus, siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "El continente americano y Uruguay tienen riesgo bajo de un eventual ingreso de este virus, por lo tanto lo principal es estar en conocimiento de la situación regional y de las principales vías de transmisión", explicó a periodistas Marlene Sica, directora general de la salud.

Doce uruguayos, observadores internacionales vinculados a la ONU, están actualmente en países donde hay brotes, de unos 3.000 -la mayoría cascos azules- que hay desplegados en el continente africano. Ninguno de los funcionarios ha querido abandonar las zonas afectadas, señaló Sica.

La aerolínea surcoreana Korean Air anunció hoy que cancelará provisionalmente a partir del 20 de agosto sus vuelos entre Seúl y la capital de Kenia, Nairobi, ante la rápida propagación del ébola en el occidente de África. La compañía explicó en un comunicado que la medida es una precaución para evitar aumentar el contagio de la enfermedad que ya ha matado a más de mil personas en Guinea Conakry, Sierra Leona, Liberia y Nigeria.

La aerolínea mantendrá de manera indefinida la suspensión de este servicio. Actualmente, Korean Air ofrece tres rutas semanales entre el aeropuerto de Incheon, al oeste de Seúl, y el aeropuerto Jomo Kenyatta de Nairobi. La compañía aérea surcoreana emplea para cubrir la ruta un Airbus A330-200 con capacidad para llevar a unas 218 personas.

Actualmente, Korean Air contacta con las personas que habían reservado sus vuelos para viajar hacia o desde Nairobi en una fecha posterior al 20 de agosto para ayudarles a encontrar itinerarios alternativos, explicó el comunicado de la línea aérea asiática.

Aerolíneas de distintos países han cancelado correspondencias con África o han reforzado medidas preventivas en los vuelos y en aeropuertos para evitar la propagación de la mortífera enfermedad, que se ha extendido muy rápidamente por el occidente africano desde principios de este año.