Entrevista: "Trabajamos en un test que confirme el ébola en 10 minutos"

Thomas Strecker, virólogo del instituto especializado de la ciudad alemana de Marburgo, centro clave en la lucha contra el ébola, estuvo recientemente en Guinea probando un test rápido para ...
Thomas Strecker, virólogo alemán,  investiga con agentes patógenos altamente peligrosos
Thomas Strecker, virólogo alemán, investiga con agentes patógenos altamente peligrosos (Universidad de Marburgo)

Marburgo

Thomas Strecker, del instituto especializado en virología de la ciudad alemana de Marburgo, uno de los centros clave en el esfuerzo internacional para desarrollar una vacuna contra el ébola, estuvo recientemente en Guinea probando un test rápido para detectar el virus.

De 38 años, Strecker ha viajado ya en dos ocasiones a la zona afectada para contribuir a la lucha contra el virus que está azotando África Occidental. En su última visita se encargó durante dos semanas de analizar sangre y llevar a cabo pruebas rápidas para detectar el ébola junto a otros científicos europeos.

Thomas Strecker trabaja en el Instituto de Virología de la Universidad de Marburgo e investiga con agentes patógenos altamente peligrosos. Es probable que vuelva a viajar a la zona de ébola a principios del próximo año. En entrevista con la agencia dpa habla sobre las perspectivas de éxito, sus esperanzas y lo que pudo aprender de las personas en Guinea.

dpa: Estuvo varias semanas en África Occidental. Desde finales de agosto se encuentra de nuevo en casa. ¿Con qué frecuencia le vienen aún a la cabeza escenas de la zona del ébola?

Strecker: Aún me siguen viniendo muchas imágenes a la cabeza porque viví experiencias que sencillamente permanecen en el recuerdo. Durante mi estancia también viví momentos bonitos como cuando pudimos comprobar que un niño pequeño ya no tenía el virus del ébola y le dimos el alta.

dpa: ¿Qué conocimientos ha adquirido durante sus investigaciones?

Strecker: Actualmente hemos conseguido reunir muchos datos en la zona afectada por el brote del ébola. Sin embargo, es muy prematuro y por ello difícil de decir qué conclusiones podemos sacar de ello. Creo que sólo conseguiremos hacerlo una vez que haya acabado el brote. Conseguimos hacer in situ los primeros ensayos con un test rápido del ébola en condiciones reales. Se espera que en el mejor de los casos la prueba permita tener el resultado en diez minutos. Aún no está claro cuándo se podrá implementar este test, pero trabajamos bajo mucha presión para conseguirlo.

dpa: ¿Y qué ha aprendido usted personalmente de su estancia allí?

Strecker: La actitud positiva ante la vida de la gente en Guinea me impresionó mucho. Y también que la cooperación con tantos otros compañeros llegados de toda Europa haya funcionado tan bien. El compañerismo y las ganas de ayudar son muy grandes.

dpa: ¿Puede detener la epidemia la vacuna que será probada pronto también en Marburgo?

Strecker: Es difícil de predecir. Esperamos que la vacuna cumpla con las expectativas. Habrá que esperar para ver cuántas dosis se pueden fabricar y quién recibirá las inyecciones en primer lugar. Naturalmente esperamos poder limitar la epidemia con todos los medios actuales a nuestro alcance y poder suministrar también la vacuna para poder evitar que se propague el virus.