Entrevista: EU no cree que ofensiva turca en Siria acabe en acción de OTAN

El subsecretario de Estado de EU, Antony Blinken, admite que la ofensiva actual de Ankara contra el Estado Islámico es una mayor implicación en su lucha contra el Estado Islámico, pero no implica ...
El subsecretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, durante la entrevista con Efe en Madrid
El subsecretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, durante la entrevista con Efe en Madrid (EFE)

Madrid

La ofensiva iniciada por Turquía contra el Estado Islámico en la frontera siria significa una mayor implicación de Ankara en la lucha contra los yihadistas, pero no supone que la OTAN vaya a participar directamente en este conflicto, indicó a Efe el subsecretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

"Turquía vive una situación crítica en su frontera con Siria y, por eso ha tomado medidas para lograr restablecer la seguridad en la zona", sostuvo el "número dos" del Departamento de Estado estadunidense en una entrevista con Efe en Madrid.

Estas actuaciones "pueden contribuir a cambiar la dinámica de la lucha con el Estado Islámico (EI)" para lograr el éxito, agregó Blinken, quien visita la capital española para participar mañana en un encuentro organizado por el Comité Contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de la ONU.

Precisamente en este foro, en el que intervendrán unos 400 expertos de 70 países, se abordará la lucha internacional contra la violencia yihadista y se buscarán medidas para frenar el flujo de combatientes extranjeros hacia zonas de conflicto (entre 25 y 30 mil en la actualidad), confirmó Blinken.

El alto funcionario estadunidense rechazó la idea de que esta postura más activa de Turquía en la lucha contra el EI pueda derivar en una implicación de la OTAN en el conflicto, dado que Ankara es miembro de esta organización.

"Lo que está en la mesa no es una mayor implicación de la OTAN" en la frontera turco-siria, por lo que esta posibilidad no será tratada en la reunión que celebrará esta semana en Bruselas el Consejo del Atlántico Norte, subrayó Blinken. Este encuentro ha sido precisamente solicitado por el Gobierno turco que ha apelado al artículo 4 del tratado de Washington al sentirse amenazado por los recientes ataques terroristas.

"Cuando algún miembro de la OTAN pide que se discuta una situación de emergencia que le afecta, lo hacemos, y eso es lo que los aliados haremos en el Consejo de mañana" en Bruselas.

"Son sólo consultas, se trata de buscar juntos donde está el problema y cómo abordarlo", agregó el diplomático estadunidense quien recordó que ya existe una coalición compuesta por más de 16 países, entre ellos algunos miembros de la OTAN, que tratan de luchar contra la amenaza yihadista.

Para Blinken, la ofensiva turca, que también afecta a posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en su propio territorio, ha supuesto la toma de conciencia por parte de Ankara de que el EI es una "amenaza global".

El "número dos" de la diplomacia estadunidense cree que los ataques contra el PKK son en respuesta a los supuestos atentados cometidos por esta organización contra las fuerzas de seguridad turcas.

Lo que hace "Turquía es adoptar decisiones y poner límites a esos ataques", precisó Blinken, quien, por otra parte, reconoció "el gran papel de los kurdos en la lucha contra el EI, para mantener la seguridad" en Siria y en Irak, y deseó que "todos trabajen juntos para combatir al enemigo común" (los yihadistas).

También reconoció que Washington y Ankara "trabajan en un frente común" para lograr restablecer la seguridad en la frontera turco-siria y fortalecer el papel de ambos países en la coalición internacional contra el yihadismo.

Y rechazó la posibilidad de que se produzca una intervención militar terrestre de los países occidentales en territorio controlado por el EI en zonas de Siria e Irak, donde ha proclamado un califato que se rige por una versión rigorista de la ley islámica.

"No lo creo posible, es una de las cosas que hemos aprendido en las últimas décadas en Estados Unidos. Enviar tropas a otro país no es sostenible y no es efectivo", añadió.

Resulta "más importante establecer alianzas con fuerzas locales, lograr un acuerdo para mantener la seguridad dentro del mismo país", insistió, antes de precisar que la estabilidad de cada una de estas naciones hace más seguro al resto del mundo.

"Hemos hecho progresos en la lucha contra el yihadismo -dijo-, pero tenemos que reconocer que esta batalla va a ser larga y requiere de un enorme esfuerzo", que incluya legislaciones más duras para impedir la captación de terroristas y colaboración entre los servicios de inteligencia, entre otras medidas.

"Lo que hemos aprendido es que la dimensión militar y de seguridad es esencial, pero no es eficiente del todo. Por eso hay que tratar de solucionar el problema desde que emerge", evitando por ejemplo, que los jóvenes puedan caer en la redes yihadistas, una de las principales cuestiones que se abordarán mañana en la reunión de de Madrid auspiciada por la ONU.