Entierran con honores a inventor del AK-47

El inventor del fusil conocido como 'cuerno de chivo' fue enterrado en un cementerio militar y en su funeral estuvo presente el presidente ruso Vladimir Putin.

Moscú

El inventor del famoso fusil de asalto soviético AK-47, Mijail Kalashnikov, fallecido el lunes a los 94 años, fue enterrado este viernes con honores en un cementerio militar en las afueras de Moscú en presencia del presidente ruso Vladimir Putin.

El mandatario ruso colocó un ramo de rosas rojas al pie del ataúd del hombre que inventó el arma automática más generalizada en el mundo.

Guardias de honor permanecieron junto al ataúd, cubierto por la bandera nacional, a lo largo de la ceremonia.

Tres ráfagas de rifle de asalto AK-47 fueron disparadas al aire en honor al creador de esta arma automática, utilizada tanto por ejércitos regulares como guerrillas.

Mijail Kalashnikov murió el lunes tras una larga enfermedad en Ijevsk, la capital de Udmurtia, a mil 300 kilómetros al este de Moscú, en donde está ubicada la fábrica de armas que lleva su nombre.

Cerca de 60 mil personas, entre las cuales un vice primer ministro ruso, Dimitri Rogozin, vinieron a rendirle homenaje en Ijevsk antes de que su cuerpo fuera transportado a Moscú.

El ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, el jefe de la administración presidencial, Serguei Ivanov, y varios otros responsables militares y civiles asistieron a la ceremonia en el memorial militar de Mytishchi, un panteón para hombres ilustres rusos, en particular militares.

"Su nombre se ha convertido en un símbolo de la fiabilidad y de la gloria del ejército ruso", declaró Shoigu en un mensaje de pésame enviado a los familiares de Kalashnikov.

Por su parte, el primer ministro ruso Dimitri Medvedev lamentó en un comunicado la pérdida de un "extraordinario especialista de las armas, el diseñador de un arma de asalto legendaria que ocupa una posición dominante en el mercado mundial desde hace décadas".


Lugar emblemático para los militares

Mijail Kalashnikov es la primera persona en ser enterrada en este nuevo complejo construido sobre un predio de 53 hectáreas, que incluye un cementerio y un museo militar.

"Es un cementerio memorial único en el mundo (...) en donde descansarán los mejores de nuestros compatriotas", subrayó antes de la ceremonia un vice ministro de Defensa, Nikolai Pankov, citado por la agencia pública Ria-Novosti.

Hasta el momento, sólo los restos de un soldado desconocido muerto durante la Segunda Guerra Mundial habían sido enterrados en este lugar emblemático para los militares rusos.

Nacido el 10 de noviembre de 1919 en un pequeño pueblo de Siberia, Kalashnikov había sido hospitalizado en varias ocasiones en los últimos meses.

En noviembre tuvo que ser sometido a cuidados intensivos en una clínica de Ijevsk tras sufrir un desmayo.

Desde 2012, Mijail Kalashnikov ya no trabajaba por problemas de salud, sobre todo cardíacos.

El que fuera uno de los rusos más conocidos en el mundo y uno de los más condecorados en su país siempre se mostró orgulloso del AK-47 (acrónimo de Avtomat Kalashnikova 1947).

El fusil AK-47 se convirtió en el símbolo de la lucha armada por la independencia y decora muchas banderas, entre ellas la de Mozambique o la del movimiento chiita Hezbolá.

Kalashnikov comenzó a diseñar esta arma que se convirtió en sinónimo de muerte en 1947, cuando se recuperaba de una herida recibida durante la Segunda Guerra Mundial.

Luego el fusil tuvo múltiples modelos y comenzó a venderse por millones en el mundo entero.

Algunos especialistas calculan en unos 100 millones las unidades vendidas del AK-47 en todo el mundo, pero la cifra real es difícil de verificar ya que una gran cantidad de estas armas se produce sin licencia.

Kalashnikov jamás cobró regalías por las venta de los millones de fusiles que llevan su apellido, utilizados por los ejércitos de más de 80 países.