Enfrentamientos en Tailandia dejan tres muertos

Varios disparos de arma de fuego se escucharon en el sitio alrededor del mediodía en una parte histórico de la zona donde se encuentra la Casa de gobierno en Bangkok.

Bangkok

Los enfrentamientos en Bangkok entre manifestantes opositores y la policía tailandesa que trataba de desalojar los campamentos de opositores han causado la muerte de tres personas y heridas a 57.

Varios disparos de arma de fuego se escucharon en el sitio alrededor del mediodía en una parte histórico de la zona donde se encuentra la Casa de gobierno pero se ignora quién hizo los tiros.

Los servicios de emergencias médicas Erawan dijeron que un civil de 52 años murió por una herida en la cabeza y un policía a causa de una herida en el pecho. Agregó que otra persona murió pero no dio mayores detalles.

El jefe del departamento de Investigación especial Tharit Pengdit dijo en una conferencia de prensa televisada que que los manifestantes lanzaron granadas contra la policía.

La violencia se detonó cuando la policía incursionó en los sitios donde se realiza la protesta para detener a los manifestantes que piden la renuncia de la primera ministra y desalojarlos.

Los opositores bloquean el acceso a edificios gubernamentales desde fines del año pasado y ocupan avenidas importantes de Bangkok desde hace un mes.

Hasta ahora las autoridades habían evitado los intentos por dispersar a los manifestantes por temor a que se desatara la violencia. No obstante, el lunes se anunció que el comando especial de seguridad del gobierno trataría de recuperar cinco sitios que estaban bloqueados por los manifestantes.

Miles de policías, incluidos antidisturbios armados, fueron desplegados por la ciudad en una operación que el gobierno denominó "Paz para Bangkok".

El martes por la mañana 11 manifestantes se reunieron pacíficamente cerca del Ministerio de Energía en la parte norte de la ciudad, donde fueron detenidos y llevados en vehículos policiales para ser interrogados, dijo Tharit.

La operación se llevó a cabo un día después de que una corte civil recibiera una petición para autorizar que el gobierno decrete el estado de emergencia, que permite a la autoridad ejercer amplios poderes y detener a los opositores por 30 días sin hacerles cargos.