Enfoque: Boris versus Dave: la campaña por la UE cobra un aire personal

El apoyo del alcalde de Londres, Boris Johnson, a la salida del Reino Unido de la UE, lo enfrenta al premier David Cameron, al que conoce desde su estancia en la escuela privada de Eton.
El popular alcalde de Londres, Boris Johnson, puede ser el nuevo premier británico si triunfa el "No" en el referéndum sobre la salida de la UE
El popular alcalde de Londres, Boris Johnson, puede ser el nuevo premier británico si triunfa el "No" en el referéndum sobre la salida de la UE (AFP)

Londres

El respaldo de Boris Johnson a la salida del Reino Unido de la UE lo enfrenta al primer ministro David Cameron, un viejo conocido que ocupa el puesto para el cual --en opinión de muchos-- está predestinado el carismático alcalde de Londres.

Los dos conservadores fueron elegidos diputados en 2001, pero sus lazos se remontan mucho más, a la década de 1970, cuando asistieron al mismo tiempo a la prestigiosa escuela privada de Eton y luego a la Universidad de Oxford.

"Llámelo un lío de Eton. Este es precisamente un enfrentamiento que no debía ocurrir", escribió el columnista del Guardian Matthew D'Ancona, hablando de "la batalla que David Cameron y Boris Johnson Johnson han tratado de evitar durante muchos años".

Los diarios británicos del lunes dedicaron su portada a la dramática declaración del alcalde el domingo, afirmando que haría campaña para salir de la UE en el referéndum del 23 de junio, y coincidieron en que había "electrizado" la campaña.

El conservador Daily Telegraph habló del "peor temor de Cameron", el izquierdista Daily Mirror de una "daga en el corazón" de Cameron y The Guardian lo tildó de "humillación" para el primer ministro.

Todos coincidieron en que la decisión de Johnson es un impulso para el campo antieuropeo, desgarrado por las luchas internas y que carecía hasta ahora de una figura nacional.

"Bromas y réplicas mordaces"

El alcalde de Londres ha estado coqueteando con el campo "Brexit" (contracción de "salida" y "británica") durante meses y ha rechazado que hubiera cálculos políticos tras su decisión.

Pero los expertos creen que su paso le da más posibilidades de suceder a Cameron, una ambición que parece albergar desde la universidad, cuando ya se le consideraba más popular e intelectualmente dotado que al actual primer ministro.

"El cálculo que ha hecho es que si pierde el referéndum aún podría convertirse en el líder del partido conservador", dijo a la AFP Anand Menon, profesor de política europea en el Kings College de Londres.

"Un número importante de parlamentarios conservadores apoyan la salida de la UE y ellos tienen el primer voto (en la elección de su líder), la mayoría de miembros del Partido Conservador apoyan la salida y tienen el segundo", dijo.

Johnson fue elegido alcalde por primera vez en 2008, lo que le obligó a renunciar a su escaño en el Parlamento. Lo recuperó en la última elección general en 2015. Si la opción de seguir en la UE gana, sería un revés para Johnson, pero estaría lejos de "estar acabado", dijo Tim Oliver, investigador de la London School of Economics.

Ahora bien, si el Reino Unido vota por irse, Johnson "podría convertirse en primer ministro", dijo Oliver. Pero tendría ante sí la ardua tarea de negociar la primera salida de un Estado miembro de la UE, un regalo envenenado que haría seguramente las delicias de Cameron.

Pase lo que pase, el profesor de política de la Universidad de Kent, Matthew Goodwin, dijo que la influencia de Johnson no debería exagerarse. "Boris Johnson es una figura importante, pero no hay evidencias de que por sí mismo pueda cambiar el resultado" del referéndum, dijo a la AFP.

Oliver dijo que a los británicos les gustan "los chistes y las réplicas mordaces" de Johnson, pero que en última instancia Cameron es visto como un primer ministro más serio.