Emergencia internacional por ébola, brote sin precedente

Chequeos en cruces fronterizos y aeropuertos, entre las medidas de control; para no agravar su economía, la OMS rechaza cuarentena en países afectados.
Un grupo de liberianos reza antes de enterrar a dos víctimas.
Un grupo de liberianos reza antes de enterrar a dos víctimas. (Ahmed Jallanzo/EFE)

Ginebra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de ébola en África occidental como una emergencia internacional de salud pública que requiere una respuesta extraordinaria para detener su propagación.

Se trata del brote de ébola más grande y de más duración registrado en la historia, con una tasa de mortalidad de 50 por ciento y con la muerte, hasta el momento, de al menos 961 personas.

Este dispositivo de emergencia es el tercero que anuncia la OMS después del decretado en 2009 por la gripe aviar en Asia, y el pasado mes de mayo por el desarrollo de la poliomielitis en Oriente Medio.

Ante la situación, “una respuesta internacional coordinada es esencial para frenar y hacer retroceder la propagación internacional del ébola”, según la OMS.

Los países donde hay contagio del ébola tendrán que efectuar chequeos a la salida de aeropuertos, puertos marítimos y en cruces fronterizos de todas las personas con síntomas asociados a la enfermedad letal, entre otras medidas.

La recomendación de la OMS, que consta de un análisis detallado de la situación actual del brote, así como de numerosas recomendaciones dirigidas a los gobiernos de los países afectados y al resto del mundo, fue adoptada por unanimidad por su Comité de Emergencia, que se reunió durante los dos últimos días en Ginebra.

Sin capacidad

“Los países afectados simplemente no tienen la capacidad para manejar un brote de este tamaño y complejidad por su cuenta”, dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan, en una conferencia en Ginebra. “Insto a la comunidad internacional a proporcionar apoyo de manera urgente”.

La OMS no decretó la cuarentena en los países afectados para no agravar su situación económica, pero pidió importantes medidas de control en sus puntos de salida.

El actual brote de ébola se inició en Guinea en marzo pasado y se extendió a Sierra Leona y Liberia. En los tres países donde más se ha extendido la enfermedad, “los sistemas sanitarios son frágiles, con un déficit de recursos humanos, financieros y materiales”, lo que ha resultado en su incapacidad para detener la transmisión del virus.

El médico Tom Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EU, dijo, en el congreso, que la epidemia no tiene precedente debido a que está ocurriendo en una región de África que nunca había tenido presencia de ébola. Señaló que los principales impulsores de la epidemia son un control descuidado y prácticas de entierro riesgosas.

La epidemia puede ser detenida con medidas de salud pública comprobadas, indicó Frieden, pero será laborioso. Cualquier caso no detectado o persona expuesta puede mantener la epidemia en marcha, añadió.

“Es como un incendio forestal, si uno deja una sola brasa encendida vuelve a encenderse”, señaló.

En cuanto al número oficial de fallecidos e infectados, señaló que no hay forma de saber qué tan precisa es la cifra o si algunos casos no han sido reportados. “Son como una situación de niebla de guerra”.

Los decesos

La OMS informó ayer que el ébola ha causado 29 muertes en los últimos dos días en el oeste de África, lo que eleva a 961 los fallecidos durante el actual brote.

En Guinea Conakry, donde se desató el virus en marzo pasado, se registraron cuatro muertes, una en Nigeria, 12 en Liberia e igual número en Sierra Leona.

En estos cuatro países, los casos de enfermos confirmados y sospechosos alcanzan los mil 779.

El país más afectado es Sierra Leona, con 717 casos, seguido de Liberia, con 554, y Guinea con 495.

Reacciones

Ante la situación, varios países comenzaron a tomar medidas de seguridad en sus aeropuertos e hicieron un llamado a sus connacionales para que eviten viajar a las zonas afectadas o de hacerlo tomen las medidas necesarias.

En el caso de México, la Secretaría de Salud actualizó su aviso preventivo de viaje en el que exhortó a evitar viajes innecesarios a Guinea, Liberia y Sierra Leona, para no contraer el virus.

Además, agregó a Nigeria a la lista de países afectados, debido a que se reportaron dos casos probables y siete sospechosos, que incluyen una defunción, en esta nación.

El suero

Luego de que EU suministró el suero experimental para tratar el ébola en dos de sus connacionales, que si bien no se han recuperado del todo, manifiestan mejoría cada día, se pidió que el suero sea administrado a países africanos.

Tres expertos del virus, entre ellos el profesor belga Peter Piot, quien descubrió el virus en 1976 junto con otros científicos, pidieron que el suero fuera distribuido entre quienes lo necesitaban.

“Es más que probable que si el ébola se expandiera en los países occidentales, las autoridades de salud pública distribuirían a los pacientes vulnerables medicamentos o vacunas aún en estado experimental”, indicaron expertos en un comunicado conjunto.

“Los países africanos donde hace estragos la actual epidemia deberían beneficiarse de la misma oportunidad”, consideraron.

Mapp Pharmaceuticals, empresa estadunidense que desarrolló el suero junto con la canadiense Defyrus, informó que cualquier decisión acerca de su aplicación debería tomarse con equipos médicos, según estipula la reglamentación y añadió que intentaba aumentar su producción.

Contagio y síntomas

Se contagia por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales o  con materiales contaminados.

Los síntomas son fiebre, debilidad, dolores musculares, de cabeza y garganta, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática durante un periodo de 2 a 21 días.

En hombres el ébola permanece en el semen hasta 61 días después de ser diagnosticado.

Los cuerpos deben ser sepultados pronto, ya que quienes tienen contacto directo con el cadáver también pueden ser infectados.