Elevan a 148 la cifra de muertos en el alud de tierra en la India

El desastre se produjo la madrugada del pasado miércoles al desplomarse la ladera de una colina debido a las lluvias sobre Malin, en el estado de Maharastra, sepultando las 50 casas del pueblo.
Chandrakant Zhanjare, que perdió a trece familiares en el desastre, rompe a llorar sobre un árbol en lo que fue su casa, en el pueblo de Malin
Chandrakant Zhanjare, que perdió a trece familiares en el desastre, rompe a llorar sobre un árbol en lo que fue su casa, en el pueblo de Malin (AFP)

Nueva Delhi

El número de fallecidos en el corrimiento de tierra que sepultó esta semana un pueblo en el oeste de la India aumentó a 148, informó hoy a Efe una fuente oficial. "El número total de muertos es 148. Hemos recuperado 61 cadáveres en total y el resto continúan bajo los escombros y el lodo", dijo Anil Shekhawat, portavoz de la Fuerza de Respuesta de Desastres Nacionales (NDRF), que lidera los trabajos de auxilio.

El desastre se produjo el pasado miércoles de madrugada cuando la ladera de una colina se desmoronó sobre Malin, en el estado de Maharastra, por las fuertes lluvias y sepultó casi todas las casas y edificios del pueblo, unas 50. Solo siete estructuras permanecen en pie tras el corrimiento, de acuerdo con la agencia india IANS.

En el momento del desastre, muchos de los habitantes del pueblo dormían en sus casas y solo ocho personas fueron rescatadas con vida de entre los escombros en las primeras horas. Los trabajos de auxilio progresan lentamente debido a las lluvias y la gran cantidad de lodo. "Continuaremos buscando los próximos tres o cuatro días. Pero no creo que encontremos a nadie más con vida", dijo al diario Hindustan Times Saurabh Rao, alto cargo del Gobierno de Pune, la ciudad más cercana.

Algunos de los habitantes de este pequeño pueblo han perdido a toda su familia. Las inundaciones y los corrimientos de tierra son frecuentes durante la temporada del monzón en la India, al igual que los derrumbes de edificios a causa del precario estado de las infraestructuras, la falta de mantenimiento y la corrupción.

Unas 580 personas fallecieron y 5,700 desaparecieron en las inundaciones y corrimientos de tierras ocurridas hace un año en las zonas montañosas del estado de Uttarakhand, en el norte del país.