Primer ministro israelí llama a elecciones anticipadas

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, despidió a los ministros de Finanzas y Justica, líderes de los partidos con quien tiene coalición, luego de los ataques contra su gobierno. 
Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, dijo que llamará a elecciones anticipadas.
Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, dijo que llamará a elecciones anticipadas. (Reuters)

Jerusalén, Israel

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que disolverá el Parlamento y convocará a elecciones anticipadas, mientras ordenó el despido de los ministros de Finanzas y de Justicia.

"El primer ministro planea llamar a la disolución del Parlamento lo antes posible e ir al pueblo y obtener un mandato claro para liderar a Israel", dijo un comunicado de su oficina.

Netanyahu, quien lidera el derechista partido Likud, también dijo que ordenó el despido del ministro de Finanzas, Yair Lapid, y de la ministra de Justicia, Tzipi Livni, quienes son dirigentes de partidos de tendencia centrista.

"En las últimas semanas, incluyendo el último día, los ministros Lapid y Livni han atacado duramente al Gobierno que lidero. No toleraré más una oposición dentro del Gobierno", dijo Netanyahu en un comunicado.

Si se disuelve el parlamento, elegido en principio hasta noviembre de 2017, las elecciones deben organizarse en marzo o abril del 2015.

La crisis en la coalición gubernamental estalló el lunes pasado cuando el ministro de Finanzas, Yair Lapid, jefe del partido de centro derecha Yesh Atid (Hay Futuro), rechazó cinco exigencias del primer ministro relativas a la economía y a Jerusalén Este.

Netanyahu exigió en particular la suspensión de un proyecto de ley de Lapid tendiente a eliminar el IVA para la compra de viviendas.

Netanyahu conminó además a Lapid a que cese las críticas contra la construcción de viviendas israelíes en Jerusalén Este, la parte árabe de la Ciudad Santa anexada por Israel.

Por último, el primer ministro exigió que Lapid apoye un polémico proyecto de ley que define a Israel como el "estado nacional del pueblo judío", al que también se opone la ministra de Justicia Tzipi Livni, jefa del partido centrista HaTnuha.

Yesh Atid, el partido de Lapid, es el segundo partido más importante del gobierno con 19 diputados sobre 120, mientras que HaTnuha suma seis diputados.