Elecciones en Siria amenazarían negociaciones de paz: Brahimi

El mediador de la ONU advirtió de una posible división en la oposición y reconoció dudar de que la reelección del presidente Asad en los comicios de junio, a los que se piensa presentar, "pueda ...
Mili Baxter, una niña de nueve años, suelta un globo rojo ante el parlamento británico, en Londres, en recuerdo del tercer aniversario de la guerra en Siria
Mili Baxter, una niña de nueve años, suelta un globo rojo ante el parlamento británico, en Londres, en recuerdo del tercer aniversario de la guerra en Siria (AFP)

Nueva York, Washington

El mediador internacional en Siria, Lajdar Brahimi, advirtió hoy que la celebración de elecciones presidenciales en Siria podría hacer descarrilar las ya difíciles negociaciones de paz que intentan poner fin a tres años de conflicto. "Si hay una elección, supongo que la oposición, toda la oposición, no estará probablemente interesada en discutir con el gobierno", dijo Brahimi a la prensa luego de haber brindado un informe al Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.

Ante el máximo órgano de decisión de la ONU, Brahimi advirtió que la reelección de Bashar al Asad en esas elecciones complicaría la búsqueda de una solución pacífica a la guerra civil que se ha extendido por tres años, según señalaron diplomáticos. El mediador dijo "dudar de que la reelección del presidente Asad para un nuevo mandato de siete años pueda poner fin a los sufrimientos del pueblo sirio", indicó un diplomático. La elección está prevista para junio y Asad tiene la intención de postularse.

"Por el momento llamé la atención sobre esta situación y esta posibilidad. Son ellos los que deben ver si pueden hacer algo", señaló Brahimi con tono más diplomático a la prensa. Una segunda ronda de negociaciones en Ginebra entre el gobierno y la oposición sirios para buscar una solución pacífica al conflicto terminó en fracaso el pasado 15 de febrero. Brahimi puso fin a las discusiones sin establecer una fecha para reanudarlas.

El mediador aseguró hoy haber pedido ayuda al Consejo de Seguridad para reanudar esas negociaciones y tener "una tercera ronda que sea un poco más productiva que la segunda". "Queremos continuar el proceso de Ginebra", subrayó, admitiendo estar "decepcionado por el resultado más bien modesto" del último encuentro en la ciudad suiza. Ante la prensa, Brahimi no reiteró las críticas que lanzó contra el régimen sirio en su presentación en el Consejo de Seguridad. Allí, según diplomáticos, acusó al gobierno sirio de "emplear maniobras dilatorias".

El mediador dijo que por el contrario la oposición aceptó las bases de negociación de Ginebra, principalmente la creación de un gobierno de transición en Siria. Brahimi indicó a los embajadores del Consejo de Seguridad que ambos bandos deben estar "mejor dispuestos" si quieren retomar las negociaciones, actualmente suspendidas.

La segunda ronda de negociaciones de Ginebra tropezó desde su inicio con el orden del día, ya que el gobierno sirio insistió en hablar de manera prioritaria del terrorismo y la oposición quería centrar la discusión en la creación de un órgano gubernamental de transición que privaría a Asad de todos o una parte de sus poderes. El conflicto sirio se desencadenó el 15 de marzo de 2011 con protestas pacíficas que chocaron con una feroz represión y no tardaron en convertirse en una insurrección contra Asad.

Más de 146 mil personas murieron en Siria desde que comenzó el conflicto en el país hace tres años, señaló hoy el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El grupo dijo que esta cifra incluye a 73,783 civiles, cuya muerte en el conflicto fue documentada. También comprende a al menos 34,738 tropas del régimen sirio, 23,389 rebeldes opositores, 10,278 yihadistas y 2,864 cadáveres sin identificar. El conflicto dio inicio con manifestaciones en favor de la democracia a mediados de marzo de 2011.

Sin embargo, el Observatorio con sede en Londres dijo que este número podría ser mayor, ya que las partes enfrentadas fueron extremadamente reservadas sobre sus propias bajas. El último estimado es de seis mil víctimas más que el que dio a conocer el mes pasado. Las conversaciones de paz entre el régimen sirio y la oposición, que tuvieron lugar este año en Suiza, no produjeron avances decisivos y cada parte culpó a la otra por el fracaso.

De otra parte, el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, admitió hoy que los esfuerzos para apremiar la destrucción de las armas químicas de Siria podrían verse obstaculizados por las tensiones con Rusia por la crisis en Ucrania. Un tercio de las armas químicas de Siria han sido sacadas del país, inmerso en una guerra, y el resto está controlado en doce diferentes locaciones, dijo Kerry ante senadores en el Congreso estadunidense.

Kerry dijo que Moscú, que tiene nexos de larga data con Siria, ayudó a acortar el calendario propuesto para la destrucción del armamento químico sirio, de 100 a 62 días. "Creemos que podría reducirse otros 20 a 25 días, y quisiéramos lograr eso", dijo el jefe de la diplomacia estadunidense. "Pero eso dependerá de alguna manera del resultado de eventos con respecto a Ucrania. Mi deseo es (...) que estos eventos en Ucrania no interfieran", dijo.

El acuerdo para eliminar el armamento sirio fue alcanzado el año pasado por Kerry y su homólogo ruso, Serguei Lavrov. Kerry habló en el Senado estadunidense poco antes de viajar a Londres para reunirse con Lavrov para discutir la crisis en Ucrania, en cuya península de Crimea Rusia desplegó miles de soldados.

El tercer aniversario del inicio de la guerra tiene también su lado humanitario. En Londres, velas, proyecciones y voces sirias recordaron la tragedia en la emblemática plaza de Trafalgar. La vigilia, a la que asistieron cerca de 200 personas, estuvo marcada por la proyección en la columna de Nelson de la icónica imagen de la "Niña con el globo", que el artista callejero británico Banksy versionó para la ocasión. Al mismo tiempo, grabaciones de niños sirios y mensajes de esperanza se lanzaron para pedir "a los líderes mundiales el compromiso de que este sea el último aniversario de un conflicto marcado por la matanza".

La cita fue convocada por 130 grupos humanitarios y de derechos humanos procedentes de 26 países diferentes, entre los que se incluyen las ONGs "Save the Children"; "Oxfam"; "Amnistía Internacional"; la organización siria "Hand in hand for Syria" ("De la mano por Siria"), así como "International Rescue Committe" ("Comité Internacional de Rescate"). El director para emergencias del Comité Internacional de Rescate, Sanj Srikanthan, dijo a Efe que la convocatoria fue "un éxito porque centenares de británicos acudieron para recordar tres años de conflicto (sirio)".

"Tenemos la esperanza y rezamos para que no veamos otro año de conflicto. Esperamos la paz. Mientras tanto, espero que muchos de nosotros contribuyamos a ayudar a los sirios en este momento de necesidad porque están en peligro de ser olvidados", añadió Srikanthan. El acto se celebró al mismo tiempo en los monumentos más emblemáticos de las principales ciudades de cuarenta países donde se congregaron miles de personas para hacer un llamamiento global.

La campaña, bautizada "#WithSyria", lanza una llamada urgente para ayudar a los sirios y civiles atrapados en zonas ocupadas y facilitar el acceso a la ayuda humanitaria que necesitan en el país. De los más de cien mil muertos causados por la guerra en Siria, diez mil de ellos son niños, hay 2.5 millones de refugiados y nueve millones de personas en necesidad de ayuda humanitaria en un país que cuenta con una población de 22 millones.