El Salvador, en vilo por escrutinio de comicios

Mientras el Ejército se compromete a respetar "estrictamente" los resultados, que dan como vencedor al candidato de la izquierda gobernante, la opositora Arena cuyo líder comparó la actual ...
Una simpatizante de Arena reza ante una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, en una protesta ante el Tribunal Supremo Electoral
Una simpatizante de Arena reza ante una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, en una protesta ante el Tribunal Supremo Electoral (AFP)

San Salvador

El Salvador seguía hoy en vilo a la espera del escrutinio final de las elecciones presidenciales, ganadas según un conteo preliminar por la izquierda gobernante y cuyos resultados el Ejército se comprometió a respetar "estrictamente". "El escrutinio sigue, se está trabajando como se había previsto", al tiempo que se analiza un pedido de anulación de los comicios del domingo por parte de la opositora Alianza República Nacionalista (Arena, derecha) que alega fraude, anunció Walter Araujo, magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El recurso de nulidad elevó la tensión política, pero este miercoles el Ejército pareció poner paños fríos con un pronunciamiento, leído ante la prensa por el ministro de la Defensa, general David Munguía, en el que se comprometió a "respetar los resultados oficiales que emita" el TSE. "Nosotros somos profesionales y vamos a ser fiel al presidente que el pueblo elija", subrayó Munguía, acompañado de la plana mayor del Ejército, y desmarcándose de una declaración de Quijano según la cual la Fuerza Armada estaba pendiente del "fraude".

Arena exige el conteo "voto a voto" al desconocer el escrutinio preliminar que da al aspirante presidencial del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), el ex guerrillero Salvador Sánchez Cerén, 50.11% (1'494,144 votos) frente a su candidato, Norman Quijano, con 49.89% de los votos (1'487,510). El TSE resolvió como "improcedentes" dos pedidos de Arena sobre el conteo "voto por voto" y decidió continuar el escrutinio final, una revisión manual de las actas de las 10,445 juntas receptoras, que empezó el martes en un hotel capitalino, custodiado por antimotines.

Los representantes de Arena se reincorporaron hoy a las mesas que efectúan el recuento, donde hay delegados del FMLN, la Fiscalía y la Procuraduría, y que habían abandonado en la tarde del martes para presionar el recuento de sufragios. "La respuesta del Tribunal se hará apegada a derecho, a la ley electoral, se analizarán los argumentos de ese pedido de nulidad y pruebas que tengan", aseguró a la AFP el magistrado Fernando Argüello. El gobierno de Mauricio Funes, por su parte, pidió a "la comunidad internacional a que manifieste su respaldo a la institucionalidad democrática y electoral" del país.

De ser proclamado ganador, Sánchez Cerén, ex guerrillero de 69 años, sería el primer ex guerrillero en asumir la Presidencia de El Salvador, y el cuarto en América Latina, después del nicaragüense Daniel Ortega, el uruguayo José Mujica y la brasileña Dilma Rousseff. Por segundo día, cientos de activistas de Arena volvieron a protestar haciendo sonar cacerolas en las calles cercanas al hotel donde se efectúa el escrutino y pidiendo la nulidad de los comicios.

Quijano, quien se unió a los manifestantes, dijo que Arena debe "aumentar la presión social" en las calles, pues en su criterio "lo que aquí se quiere hacer es instaurar una dictadura con el FMLN". "Lo que ahora defienden nuestros hermanos venezolanos, la juventud venezolana, es lo que a nosotros nos va a tocar si nos dejamos imponer esta dictadura", sostuvo el derechista.

Hablando a sus seguidores, Quijano aseguró que los comicios estuvieron plagados de "anomalías", entre las que mencionó la decisión del gobierno de sacar a las calles a unos cinco mil soldados para seguridad pública, muchos de los cuales fueron desplazados a cuidar pasos fronterizos. Para Quijano, esos soldados eran simpatizantes de Arena y al haber sido enviados a esos lugares no pudieron votar. También acusó al gobierno de "impedir" que muchos activistas de su partido pudieran renovar sus documentos de identidad que estaban vencidos y no sufragaron.

Además, el día de la elección "se detectó que miles de miembros" del FMLN, que eran parte de juntas receptoras de votos, hicieron doble votación al tener dos documentos de identidad, aseguró Quijano. "¿Cómo se resuelve y se comprueba todo esto?, pues haciendo el conteo voto por voto, abriendo las urnas", demandó. Para el analista Félix Ulloa, la postura de Arena "es un irrespeto" al sistema jurídico electoral. "No se comprende esa actitud (...) Piden nulidad, conteo voto por voto, con argumentos extraños, es un ambiente de irrespeto total a la ley electoral", afirmó Ulloa.

Mientras tanto, se multiplican las voces de sectores, como transportistas y organizaciones sociales, que piden el fin de las protestas para no desestabilizar a este país, golpeado por la violencia de las pandillas y la pobreza, del 40% de los 6.2 millones de habitantes.