Ejército ucraniano ataca a los separatistas prorusos en Slaviansk

"Hasta cinco" insurgentes murieron y un soldado ucraniano resultó herido en esta operación militar ucraniana para retomar el control de la ciudad.
Tres puestos de control separatistas en la entrada de la ciudad fueron "destruidos".
Tres puestos de control separatistas en la entrada de la ciudad fueron "destruidos". (AFP)

Kiev

El ejército de Ucrania pasó este jueves a la ofensiva contra los separatistas prorrusos de Slaviansk (este), tras el fracaso del acuerdo de Ginebra, del que el presidente estadunidense Barack Obama culpó a Rusia.

"Hasta cinco" insurgentes prorrusos murieron y un soldado ucraniano resultó herido en esta operación militar ucraniana para retomar el control de Slaviansk, bastión de los separatistas en la zona, informó el ministerio del Interior ucraniano.

"Durante los enfrentamientos, hasta cinco terroristas fueron liquidados. Un soldado resultó herido" en las filas de las fuerzas ucranianas, señaló el ministerio en un comunicado. Tres puestos de control separatistas en la entrada de la ciudad fueron "destruidos", agregó.

Al menos uno de los retenes insurgentes en el norte de la ciudad de Slaviansk quedó en llamas.

Los activistas prorrusos, que declararon a la AFP haber sido quienes incendiaron el retén, retrocedían mientras un helicóptero sobrevolaba la zona, en medio de los disparos.

Periodistas de la AFP oyeron tiroteos en el puesto de control y avistaron varios blindados -uno de ellos con una bandera ucraniana- frente al retén en llamas.

El líder separatista de la ciudad de unos 100.000 habitantes, Viacheslav Ponomarev, ordenó a los civiles que dejaran la municipalidad, según su portavoz.

Slaviansk está desde hace varios días enteramente bajo control de los rebeldes prorrusos. Hombres armados de fusiles, ataviados con uniformes sin insignia y encapuchados ocupan varios inmuebles públicos. Ponomarev había pedido el domingo a Rusia que interviniera para proteger a la población.

Kiev anunció igualmente la liberación de la municipalidad de Mariupol, un puerto de 500.000 habitantes en el sudeste, en una operación que dejó cinco heridos. Más al norte, un soldado resultó herido durante un asalto de separatistas a una base militar de Artemivsk.