Ejército iraquí recupera control de región en manos del EI

El jefe de Estado Mayor de la VII Brigada del Ejército iraquí, general Nasr Gadban, y tres de sus guardaespaldas murieron en el ataque, mientras en Bagdad atentados suicidas causaron 14 muertos.
Varias personas permanecen sentadas cerca del lugar donde ocurrió un ataque suicida con coche bomba, en el barrio bagdadí de Hussainiyah
Varias personas permanecen sentadas cerca del lugar donde ocurrió un ataque suicida con coche bomba, en el barrio bagdadí de Hussainiyah (AP)

Bagdad

El Ejército iraquí, respaldado por la aviación de la coalición internacional, ha recuperado el control de la región de Zejija, en la provincia occidental de Al Anbar, que estaba en manos del grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó a Efe una fuente de seguridad local.

Las tropas izaron la bandera iraquí en la comisaría de esa zona situada al oeste de Ramadi, capital de Al Anbar, según la fuente, que agregó que al menos nueve yihadistas resultaron muertos y varios de sus vehículos destruidos en los combates de Zejija.

Además, la fuente reveló que un alto mando militar iraquí y tres de sus escoltas murieron hoy por el estallido de un artefacto en la provincia Al Dulab, también al oeste de Ramadi y escenario de enfrentamientos entre las tropas iraquíes y el EI.

El jefe de Estado Mayor de la VII Brigada del Ejército iraquí, general Nasr Gadban, y tres de sus guardaespaldas perdieron la vida en el ataque. Ayer, unos 14 soldados y milicianos chiíes murieron y decenas resultaron heridos en ataques con coche bomba y explosivos perpetrados por el EI en Al Anbar.

Los bombardeos de la coalición internacional liderada por EEUU abatieron ayer, por su parte, al menos 21 yihadistas en Al Dulab y Al Falahat, también en las afueras de Ramadi.

Las tropas gubernamentales recuperaron el control de Ramadi a finales de 2015 y desde entonces luchan contra el EI para expulsar a sus combatientes de Al Anbar y volver a imponer la autoridad del Ejecutivo central en toda la región.

El grupo yihadista conquistó amplios territorios de Irak en junio de 2014 y proclamó un califato en este país y en la vecina Siria, donde también domina zonas del norte, este y centro. 

Ataques suicidas en Bagdad: 14 muertos

De otra parte, ataques suicidas en dos suburbios de Bagdad dejaron al menos a catorce personas muertas y decenas más heridas, informaron hoy agentes iraquíes. Un coche bomba se estrelló contra un puesto de control en el suburbio oriental de Hussainiyah la noche del sábado, matando a seis civiles y cuatro soldados, informó hoy un agente policial.

El agente agregó que otras 28 personas resultaron lesionadas en el incidente. El grupo Estado Islámico se hizo responsable del ataque en un comunicado publicado en una página web.

Otro agente indicó que un coche bomba se estrelló contra un convoy militar que iba de paso aproximadamente a la misma hora en el suburbio sureño de Arab Jabour, matando a cuatro soldados e hiriendo a ocho más. Dos funcionarios médicos confirmaron el número de muertes. Todos hablaron bajo condición de anonimato ya que no estaban autorizados a dar información.

Las fuerzas iraquíes respaldadas por ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos han expulsado al grupo EI de varios frentes en meses recientes, recuperando control de territorio tomado por los extremistas islámicos cuando atravesaron el norte y oriente de Irak en el 2014. Sin embargo, el grupo EI continúa atacando Bagdad y sus alrededores, sobre todo a fuerzas de seguridad y a la mayoría chiita del país.