Ejército sirio reconquista una posición clave en la provincia de Latakia

La colina Observatorio 45 había sido conquistada por los rebeldes la semana pasada en el marco de la ofensiva lanzada el 21 de marzo en ese territorio, mientras Francia propone una reunión sobre ...
Residentes de Yabrud regresan a sus hogares después de ser obligados a huir durante los combates entre ejército y rebeldes
Residentes de Yabrud regresan a sus hogares después de ser obligados a huir durante los combates entre ejército y rebeldes (AFP)

Damasco, Nueva York

El ejército sirio anunció hoy que había tomado una posición clave en la provincia costera de Latakia, oeste, donde los rebeldes lanzaron una inédita ofensiva hace diez días. "Unidades del ejército sirio controlan totalmente la colina Observatorio 45 en el norte de la provincia de Latakia y siguen persiguiendo a los grupos terroristas", indicó un comunicado del ejército sirio.

La colina Observatorio 45 había sido conquistada por los rebeldes la semana pasada en el marco de la ofensiva lanzada el 21 de marzo en esa provincia, cuya principal ciudad, Latakia, había quedado relativamente al margen de la guerra civil que asola al país desde hace tres años. Los rebeldes mantienen el control de Kasab, localidad armenia y puesto fronterizo con Turquía, que les permite un acceso al Mar Mediterráneo. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), los combates continuaban en los alrededores de la colina. Desde el 21 de marzo, los combates han causado la muerte de 300 personas.

De otra parte, Francia organizará a fines de setiembre, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, una reunión ministerial sobre la reforma del derecho de veto en el Consejo de Seguridad, anunció el lunes el embajador Gerard Araud. El presidente francés François Hollande propuso en setiembre de 2013 un código de conducta con el objetivo de que los cinco miembros permanentes del Consejo (EU, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) renuncien a utilizar su derecho de veto cuando el cuerpo deba pronunciarse sobre crímenes masivos como en Siria, por ejemplo.

Francia intenta "generar un debate público para presionar a los miembros permanentes", declaró Araud a los periodistas. El jefe de la diplomacia francesa Laurent Fabius "organizará un evento al margen de la Asamblea General de la ONU en setiembre sobre el tema, con todos los países interesados".

"Tenemos un texto sobre el que vamos a discutir con los miembros permanentes porque son ellos los que tienen que tomar sus decisiones", agregó, sin ocultar que Moscú y Pekín, principalmente, son muy reticentes a abandonar sus prerrogativas. Según la posición francesa, el código de conducta no se aplicará a los casos en los que estén en juego "intereses vitales nacionales" de un miembro permanente del Consejo.

En relación al caso sirio, el Consejo está paralizado por una serie de vetos y bloqueos interpuestos por Rusia y China, que intentan proteger al régimen sirio. Pese a ello, el Consejo logró aprobar en septiembre una resolución sobre la destrucción del arsenal químico sirio y otra el mes pasado sobre la situación humanitaria.