Ejército iraquí asegura haber liberado la zona de Al Auya en Tikrit

El portavoz del Ejército iraquí, Qasem Ata, está haciendo grandes avances en la provincia de Saladino, al norte de Bagdad, lo que ha provocado la muerte de decenas de combatientes del grupo ...

Bagdad

El portavoz del Ejército iraquí, Qasem Ata, aseguró hoy que las tropas gubernamentales consiguieron liberar del control de los insurgentes sunitas la zona de Al Auya, en Tikrit, capital de la provincia de mayoría sunita de Saladino y lugar de origen del fallecido dictador Sadam Husein.

En una rueda de prensa, Ata dijo que el Ejército está haciendo grandes avances en la provincia de Saladino, al norte de Bagdad, lo que ha provocado la muerte de decenas de combatientes del grupo radical Estado Islámico (EI). Además, aseguró que las fuerzas encargadas de la protección de la refinería de Biyi, situada en el norte de la provincia, frustraron hoy un ataque del EI, perpetrado con tres vehículos, y aclaró que el Ejército pudo destruir los coches y matar a sus ocupantes.

Sobre la situación en la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak, Ata señaló que el Ejército logró durante las últimas 48 horas matar a 79 combatientes del EI y destruir seis de sus vehículos. En cuanto a la provincia de Diyala, en el este de Irak, el portavoz explicó que las fuerzas gubernamentales mataron a 21 terroristas, entre ellos, el conocido como Abdalá al Afgani, uno de los líderes de la organización Al Qaeda, y destruyeron tres de sus vehículos.

Además, Ata dijo que el Ejército mató a seis miembros del EI y destruyó un coche que portaba varias ametralladoras pesadas en la zona de Al Rauguiya, en la provincia de Babel, al sur de Bagdad. Por otro lado, una fuente de seguridad en Al Anbar dijo a Efe que cinco civiles murieron y otros nueve resultaron heridos tras la explosión de un coche bomba en el centro de la zona de Hit, en el oeste de Ramadi, capital de la provincia.

Del mismo modo, una fuente médica en el Hospital General de Faluya dijo a Efe que 17 civiles murieron hoy, entre ellos dos niños, y otros once resultaron heridos por los bombardeos de artillería y la aviación iraquí contra diferentes distritos de la ciudad de Faluya. Irak se encuentra inmerso en una grave crisis debido al avance de grupos insurgentes sunitas, que el pasado 10 de junio se hicieron con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y desde allí han avanzado por otras zonas del norte y el centro.

Los yihadistas del Estado Islámico declararon, además, el 29 de junio un "califato islámico" que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.