Ejército de Tailandia anuncia diálogo nacional para resolver crisis

El jefe del ejército ante la prensa que "pedimos a todas las partes un diálogo sincero para encontrar una salida política a la crisis que vive el país".

Tokio

El jefe del ejército de Tailandia, general Prayuth Chan-ocha, convocó hoy a un diálogo con los principales actores políticos del país, un día después de declarar la ley marcial.

Prayuth señaló ante la prensa que "pedimos a todas las partes un diálogo sincero para encontrar una salida política a la crisis que vive el país", reportó el diario The Nation.

Fuentes cercanas al jefe castrense indicaron que Prayuth se reunirá este miércoles con los representantes del gobernante Partido Pheu, del opositor Partido Demócrata y el Frente Unido de la Democracia contra la Dictadura, conocidos como los "Camisas rojas".

El general también se reunirá con altos mandos del Comité Popular para la Reforma Democrática (CPRD), que han encabezado las protestas en contra de anterior gobierno de la primera ministra Yingluk Shinawatra.

De acuerdo con fuentes políticas, después de las conversaciones podría definirse si los militares se limitarán a las tareas de seguridad o ampliarán sus poderes, luego que en noviembre pasado se profundizó la crisis política en Tailandia.

Sin embargo, Prayuth, quien se reunió con directores de las agencias gubernamentales y otros funcionarios de alto rango, advirtió que las tropas tomarán medidas contra cualquier persona que atente contra la seguridad.

Manifestantes a favor y en contra del gobierno están acampados en diferentes lugares de la capital Bangkok, luego de meses de enfrentamientos, debido a que ambas partes no han podido conciliar sus posiciones.

El primer ministro en funciones Niwatthumrong Boonsongpaisan pidió este miércoles que se celebren las elecciones generales el próximo 3 de agosto en un intento por poner fin a la agitación política en la nación.

Niwattumrong anunció que el gobierno propuso a la Comisión Electoral de Tailandia la nueva fecha para las elecciones y espera que el rey Bhumibol Adulyadej apruebe la realización de la votación nacional.

El primer ministro respaldó la decisión de introducir la ley marcial, porque garantizará que se lleve a cabo la elección y añadió que el gobierno "emprenderá reformas antes de las elecciones" sin dar más detalles.

Los manifestantes antigubernamentales, que en febrero pasado boicotearon las elecciones generales, sostienen que no puede haber nuevos comicios sin reformas definidas.