Ejército de EU instalará tanques en Europa del Este

El despliegue militar forma parte de una operación para brindar seguridad a países bálticos y Polonia, mientras Francia aplaza "hasta nueva orden" la entrega del primer barco Mistral a Rusia.
El barco francés Valdivostock, de la clase Mistral, que iba a ser entregado a Rusia
El barco francés Valdivostock, de la clase Mistral, que iba a ser entregado a Rusia (AFP)

Washington, París

El ejército estadunidense prevé desplegar 150 tanques y vehículos blindados en varios países miembros de la OTAN, parte de los cuales se instalarán en Europa del Este para participar en ejercicios, afirmó hoy un alto oficial norteamericano.

Este proyecto forma parte de la operación "Atlantic Resolve", destinada a brindar seguridad a los países bálticos y a Polonia, preocupados por las maniobras militares de Rusia particularmente en Ucrania. Además, Washington enviará regularmente tropas de tierra por varios meses, con el fin de intervenir en ejercicios conjuntos con las fuerzas armadas de estos países.

Alrededor de 50 vehículos blindados ya han sido desplegados y un centenar de tanques Abrams M1 y de vehículos de combate Bradley serán "preposicionados" en Alemania y eventualmente en otros sitios, cuando las tropas estadunidenses realicen maniobras junto a soldados de países socios en la Alianza Atlántica, dijo a la AFP el general Ben Hodges, actualmente instalado en Estonia.

"Las tropas vendrán a participar en los ejercicios, y luego retornarán", agregó este oficial de alto grado, que hace tres semanas se hizo cargo de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Europa. Esta modalidad es "mucho más económica" que el traslado de tanques y blindados a través del Atlántico previo a cada maniobra, observó.

Estados Unidos dispone de 29 mil soldados instalados de manera permanente en Alemania, Italia y Bélgica, y ha aumentado sus tropas desplegadas temporalmente en la región para enviar un mensaje a Rusia.

La anexión de Crimea por Moscú y su apoyo a los separatistas de Ucrania crearon un clima de preocupación en una zona que durante décadas estuvo bajo hegemonía soviética. Según el general Hodges, la decisión de Washington de enviar estos equipos y efectivos fue bien recibida por sus socios de la OTAN.

Francia aplaza entrega

De otra parte, el presidente francés, François Hollande, decidió hoy aplazar "hasta nueva orden" la entrega del primer buque de guerra Mistral a Rusia, supeditándola a una solución del conflicto en Ucrania.

Hollande "considera que la situación actual en el este de Ucrania sigue sin permitir" esta entrega y "por lo tanto estimó que conviene aplazarla hasta nueva orden", anunció el Elíseo en un comunicado. Inmediatamente, Rusia anunció que no iba a demandar "por ahora" a Francia y que iba a esperar.

"Esperaremos pacientemente" la entrega, declaró el viceministro ruso de Defensa, Yuri Borisov, citado por la agencia pública Ria Novosti. "Por ahora, no emprendemos ninguna acción" ante la justicia contra Francia, agregó Borisov.

En Moscú, una alta fuente del ministerio de Defensa citada por la agencia Interfax, señaló que "el contrato prevé la posibilidad de una demora de tres meses en la entrega, es decir, hasta mediados de febrero", por lo que las autoridades rusas "por el momento carecen de elementos para reclamar ante la justicia".

El primer Mistral, el Vladivostok, debía ser entregado a Moscú a mediados de noviembre en el marco de un contrato de 1,200 millones de euros firmado en 2011 entre Rusia y el astillero DCNS, bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy.

Sin embargo, a mediados de septiembre, Hollande decidió condicionar la entrega del Vladivostok, muy criticada por los países de la OTAN, en particular Estados Unidos, a la solución política del conflicto en Ucrania.

Hollande reiteró en varias ocasiones en las últimas semanas que el alto el fuego firmado el 5 de septiembre pasado en Minsk debía ser "completamente respetado" en Ucrania antes de que Francia entregue el buque de guerra a Rusia. "Las condiciones de una entrega no están dadas, por razones evidentes hoy día", dijo hoy el ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius.

El Mistral, un navío de proyección y comando (BPC), es considerada una verdadera "navaja suiza" de la marina debido a su polivalencia, que le permite transportar helicópteros y tanques o acoger un estado mayor.