Ejército de EU entrena combatientes en Siria

Como parte de la estrategia de Obama en Siria contra el grupo extremista Estado Islámico, EU comenzó a entrenar combatientes para armar una fuerza de 15 mil soldados.
Combatientes kurdos en una camioneta en la ciudad de Tal Hamis, en Siria, escenario de duros combates con el Estado Islámico
Combatientes kurdos en una camioneta en la ciudad de Tal Hamis, en Siria, escenario de duros combates con el Estado Islámico (AFP)

Estambul/Washington

El Ejército estadounidense comenzó a entrenar a combatientes sirios para luchar contra milicianos del grupo extremista Estado Islámico, dijeron funcionarios, añadieron que el programa empezó en Jordania y será lanzado en breve en Turquía. El plan de Estados Unidos de entrenar y armar una fuerza que se espera totalice más de 15 mil soldados es una importante prueba para la estrategia del presidente Barack Obama en Siria, que los críticos dicen es demasiado limitada para influir en los acontecimientos.

El secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, confirmó que un grupo de combatientes, con el tamaño de una unidad, comenzó los entrenamientos y un segundo grupo lo hará en breve. El jefe del Pentágono dijo en una conferencia de prensa que la unidad tiene unos 90 miembros.

Un portavoz del Gobierno jordano también dijo que los entrenamientos comenzaron hace varios días.

No había otros detalles disponibles de inmediato.

El programa enfrenta un profundo escepticismo, incluido de rebeldes dentro de Siria. Algunos líderes rebeldes dicen que podrían darse divisiones y que la fuerza no tendría éxito sin directamente apuntar a las tropas del Gobierno sirio.

El Gobierno de Obama dice que el programa apunta sólo a luchar contra los milicianos de Estado Islámico, ya que Estados Unidos no está en guerra con Siria.

Pero los críticos, entre ellos el Congreso estadounidense, dicen que las limitaciones teóricas posiblemente no se mantengan ante la realidad de la compleja guerra civil que afecta al país desde hace cuatro años.

Parte de la estrategia estadounidense, según documentos del Gobierno vistos por Reuters, es presionar al presidente sirio, Bashar al-Assad, aumentando constantemente la capacidad de la oposición y el territorio bajo su control.

Miles han muerto en la guerra que comenzó como protestas pacíficas en contra del Gobierno de Assad.