Ejército sirio avanza en Alepo; Estado Islámico reconquista Palmira

Aliados del presidente sirio obligaron a la retirada de los rebeldes en Alepo, pero perdieron el control de la histórica ciudad de Palmira, lo que significa un duro golpe para el gobierno. 

Alepo

El ejército sirio y sus aliados lograron avances en Alepo el domingo, obligando a los rebeldes a retirarse en un enclave cada vez más pequeño repleto de civiles, pero perdieron el control de la antigua ciudad de Palmira en un rápido ataque de Estado Islámico.

Una victoria final en Alepo, la ciudad más grande de Siria antes de la guerra, constituiría el mayor triunfo para el presidente Bashar Asad y su coalición de apoyo aéreo ruso, y milicias iraníes y chiíes.

TE RECOMENDAMOS: Cierran cuenta de Twitter de niña que describía guerra en Alepo

Los nuevos avances el domingo al sur de la histórica ciudadela de Alepo sugerían un cercana victoria final. Un funcionario rebelde dijo que las potencias parecían estar presentando a los insurgentes la opción de "muerte o rendición".

Fuertes bombardeos y ataques aéreos golpearon el enclave rebelde de Alepo desde la medianoche del sábado y durante toda la mañana del domingo, dijo un reportero de Reuters en la ciudad, con más de una explosión por minuto. También se escuchaban disparos. Miles de personas aún están abandonando las áreas de los enfrentamientos.

Pero el ataque de miles de combatientes de Estado Islámico en Palmira, a 200 kilómetros al sureste, amenaza con infligir un serio golpe tanto a Damasco como a Moscú, que había recapturado la histórica ciudad del grupo yihadista en marzo.

La radio estatal siria informó el domingo que el ejército había evacuado sus posiciones dentro de Palmira, cuyas ruinas de la época romana destrozadas por Estado Islámico se han convertido en el emblema de los casi seis años de conflicto. Los soldados fueron desplegados por toda la ciudad ante un refuerzo en las filas yihadistas luego de que Moscú dijo que sus cazas mataron a cientos de combatientes.

jamj