Egipto expulsa a embajador de Turquía

El portavoz del Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores, Badr Abdel Ati, explicó que se ha decidido rebajar el nivel de representación diplomática entre ambos país a encargados de negocios.

El Cairo

El Gobierno egipcio pidió hoy al embajador turco en El Cairo, Hüseyin Avni Botsali, que abandone el país y lo declaró persona non grata, tras el deterioro de las relaciones por las críticas de Ankara a las actuales autoridades de Egipto.

En una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores, Badr Abdel Ati, explicó que se ha decidido rebajar el nivel de representación diplomática entre ambos país a encargados de negocios.

Abdel Ati señaló que se ha citado al embajador turco para informarle de que es persona non grata en Egipto y que el embajador egipcio en la capital turca, Abdel Rahman Salah, vuelve a la sede del Ministerio de Exteriores.

El diplomático egipcio había sido retirado de su puesto el pasado 15 de agosto, cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores tras el violento desalojo de las acampadas de los islamistas en El Cairo.

A principio de septiembre, Ankara anunció que Botsali regresaba a El Cairo, pero las autoridades egipcias aseguraron que su representante no volvería hasta el cese de la injerencia turca en los asuntos internos egipcios.

Ankara ha denunciado en numerosas ocasiones el golpe militar que depuso al presidente egipcio Mohamed Mursi el pasado 3 de julio y la posterior represión policial de sus seguidores y de los dirigentes islamistas.

Según Abdel Ati, la decisión fue adoptada tras las declaraciones hechas por el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, hace dos días sobre la situación en Egipto tras el golpe de estado.

A juicio de las autoridades egipcias fueron inaceptables y suponen "un desafío a la voluntad del gran pueblo egipcio, un desprecio a sus legítimas opciones y una injerencia en los asuntos internos del país".

Las declaraciones de Erdogan contienen "mentiras y una tergiversación y falsificación de los hechos que difieren de la realidad que vive el país desde la revolución del 30 de junio pasado (contra Mursi)", agregó el portavoz de Exteriores.