Gobierno egipcio congela fondos de Hermanos Musulmanes

Las autoridades en Egipto se hizo del control del dinero y los bienes de 587 dirigentes de la cofradía y se hizo cargo de 87 escuelas que pertenecían al grupo.
Mohammed Badie (d), líder supremo de los Hermanos Musulmanes, se dirige a sus seguidores en El Cairo
(AFP)

El Cairo

El gobierno egipcio congeló los fondos y los bienes de 572 dirigentes de los Hermanos Musulmanes y se hizo cargo de la administración de 87 escuelas que pertenecían al grupo, informó hoy un comunicado del Ministerio de Justicia.

La nota señaló que la educación en esas escuelas continuará sin perjudicar a los alumnos, profesores o al proceso educativo, y que el Ministerio de Enseñanza se encargará de la gestión administrativa y financiera de esas instituciones.

Estas decisiones fueron tomadas por una comisión ministerial que se encarga de censar los bienes de los Hermanos Musulmanes, y que está integrada, entre otros, por representantes de la Fiscalía, del Ministerio de Justicia y del Ministerio de Solidaridad Social.

El pasado miércoles, el Ministerio de Solidaridad Social informó también de que congeló los fondos de mil 130 asociaciones dependientes de la cofradía, que serán controladas por el Gobierno.

Ese mismo día, el Ejecutivo declaró "grupo terrorista" a los Hermanos Musulmanes y señaló que, a partir de entonces, aplicaría las sanciones estipuladas en la ley antiterrorista a quienes participen en las actividades del grupo, las financien o hagan propaganda a su favor.

Miles de simpatizantes de los Hermanos Musulmanes han sido detenidos durante las manifestaciones que han dejado cientos de muertos desde el pasado mes de julio, cuando fue destituido por el ejército el entonces presidente islamista, Mohamed Mursi, después de protestas multitudinarias que pedían la celebración de comicios presidenciales anticipados.

Los principales líderes de la cofradía también se encuentran detenidos y están siendo juzgados por varias causas.

La semana pasada, el Ministerio de Justicia estableció seis nuevos tribunales en El Cairo, especializados en terrorismo, para agilizar los procesos.