Eficacia de controles anti-ébola, mayor en salida que en llegada

Si no se toman medidas para detectar el virus ébola en el punto de embarque de los pasajeros (toma de la temperatura, cuestionario) cada mes podrían embarcar tres viajeros infectados en ...
La ministra de Salud de Costa de Marfil, Raymonde Goudou Coffi (c) habla con varios médicos en el aeropuerto de Abidjan
La ministra de Salud de Costa de Marfil, Raymonde Goudou Coffi (c) habla con varios médicos en el aeropuerto de Abidjan (AFP)

París

Los controles para detectar el ébola son más eficaces cuando se realizan en los aeropuertos de los países del África Occidental afectados por la epidemia que en los de llegada, dicen los investigadores que han estudiado el tráfico aéreo.

Si no se toman medidas para detectar el ébola en el punto de embarque de los pasajeros (toma de la temperatura, cuestionario) cada mes podrían embarcar tres viajeros infectados en los tres países africanos -Guinea, Libera y Sierra Leona- afectados por la epidemia, según una estimación de investigadores de Canadá, Europa y Estados Unidos, publicado el martes en la revista médica británica The Lancet.

"La mejor forma de reducir el riesgo para la comunidad mundial es controlar la epidemia en el origen", dice el doctor Kamran Khan del hospital St Michael en Toronto (Canadá), coautor del estudio.

"Los controles a la llegada en los aeropuertos fuera de África pueden dar un sentimiento de seguridad. Pero esto tendrá, en el mejor de los casos, beneficios marginales y podría desviar recursos preciosos en detrimento de las intervenciones más eficaces de los servicios de salud pública", agrega.

El control a la salida afecta a tres aeropuertos internacionales, los de Conakry, Monrovia y Freetown, señala el estudio, mientras que el filtro a la llegada necesita muchos más recursos. Dieciséis aeropuertos de quince países reciben vuelos directos de Guinea, Liberia y Sierra Leona y proporcionan a su vez conexiones con 1,238 ciudades.

Además, la utilidad de medidas de detección a la llegada es muy débil dada la duración de los vuelos en comparación con el periodo de incubación del virus del Ébola (8-10 días de media y hasta 21 días), señalan los autores.

Las personas infectadas sólo empiezan a contagiar el virus cuando aparecen los primeros síntomas (fiebre, dolores musculares, cansancio...). El peligro de contagio aumenta con la agravación de la enfermedad a través de los fluidos corporales (sangre, vómitos y materias fecales).

Propagación internacional

Para prever los movimientos de la población de Guinea, Liberia y Sierra Leona, los investigadores han analizado los horarios de los vuelos en 2014 en el mundo y los itinerarios de los pasajeros en 2013.

De los cerca de 500 mil viajeros que han tomado vuelos comerciales desde Guinea, Liberia y Sierra Leona en 2013, más de la mitad viajaron a cinco países: Ghana (17.5%), Senegal (14.4%), Reino Unido(8.7%), Francia (7.1%) y Gambia (6.8%). Nueva York es el 21 de la lista (0.5%).

En 2014, más del 60% de los viajeros tendrán como destino final los países de recursos medios, inferiores o bajos, prevén. "Dado que estos países tienen recursos limitados en materia de medicina y salud pública, pueden encontrar dificultades para identificar rápidamente y responder eficazmente a los casos señalados de ébola", advierte el doctor Khan.

"El riesgo de un contagio internacional puede aumentar considerablemente si la epidemia en África Occidental persiste y aumenta", recuerda. La actual epidemia del Ébola, la más grave desde que se identificó la enfermedad, ha dejado ya más de 4,500 muertos.

Tras Francia y el Reino Unido, Bélgica introdujo hoy controles a los pasajeros de los vuelos procedentes de los países afectados por el ébola. Asimismo, en algunos aeropuertos de Estados Unidos ya se toma la temperatura a los viajeros.

La Unión Europea también decidió la semana pasada verificar la eficacia de los controles contra el ébola realizados en los aeropuertos de los tres países africanos afectados por la epidemia.