Chuletas de cerdo y vegetales, últimos alimentos de Tamayo

El morelense además pidió arroz, café y té en la prisión de Walls, en donde a las 18:00 horas le será aplicada la inyección letal.
Unidad Carcelaria Walls en Huntsville
Unidad Carcelaria Walls en Huntsville (Especial)

Huntsville

El mexicano Édgar Tamayo Arias aguarda "tranquilo y resignado" su ejecución programada para hoy, tras ingerir los que podrían haber sido sus últimos alimentos, informó el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Tamayo pidió chuletas de puerco, arroz, vegetales verdes, café y té, en lo que pudo haber sido su última cena, explicó Jason Clark, vocero de dicho departamento.

Tamayo, de 47 años de edad, fue trasladado este miércoles a la Unidad Carcelaria Walls en Huntsville, donde se ubica la llamada cámara de la muerte de Texas, luego de pasar casi 20 años encarcelado en la Unidad Polunsky, a unos 65 kilómetros de distancia.

Antes de su traslado, Tamayo conversó durante dos horas con sus padres, Héctor Tamayo e Isabel Arias, y recibió por separado durante otras dos horas a sus dos hijas.

Su estado de ánimo fue descrito por funcionarios del Departamento de Justicia Criminal de Texas como "tranquilo y resignado".

"Él dijo que no rendiría ninguna última declaración, que estaba listo para irse, que 20 años (en la cárcel) ya era mucho", indicó Clark.

Agregó que el mexicano, sentenciado a muerte por el homicidio del policía Guy P. Gaddis el 31 de enero de 1994 en Houston, pasaba sus últimas horas realizando llamadas telefónicas a familiares y amigos.

De no proceder ninguna de las apelaciones de último minuto interpuestas por sus abogados ante las cortes federales, Tamayo será ejecutado en punto de las 18:00 horas locales de este miércoles mediante una inyección letal del fármaco pentobarbital.