Ecuador defenderá a Assange pese a orden de prisión en Suecia

La justicia sueca decidió hoy mantener la orden de detención contra el fundador de WikiLeaks, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres.
Seguidores de Julian Assange se manifiestan hoy ante la embajada de Ecuador en Londres
Seguidores de Julian Assange se manifiestan hoy ante la embajada de Ecuador en Londres (AFP)

Quito

Ecuador expresó hoy que continuará defendiendo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde hace dos años en su embajada en Londres y contra quien la justicia sueca mantuvo hoy una orden de prisión por presunta agresión sexual. "El Gobierno del Ecuador no abandonará su compromiso de salvaguardar los derechos humanos de Julian Assange hasta que llegue a lugar seguro", manifestó el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, a través de su cuenta en Twitter.

Assange se refugió el 19 de junio de 2012 en la legación ecuatoriana en Londres para evitar su extradición a Suecia por delitos sexuales que él niega. El creador de WikiLeaks asegura que el pedido sueco es una maniobra que tiene el fin de entregarlo a Estados Unidos, donde teme ser condenado por haber filtrado miles de documentos confidenciales que pusieron en aprietos a la diplomacia estadunidense.

El periodista informático recibió asilo diplomático de Ecuador el 16 de agosto de 2012, pero Gran Bretaña rehúsa darle el salvoconducto para abandonar la embajada, lo que es duramente cuestionado por Quito. "Mala noticia para los derechos humanos de Julian Assange: Corte del Distrito de Estocolmo mantiene la orden de detención contra él", dijo Patiño, quien acompaña al presidente ecuatoriano Rafael Correa en una visita a Brasil.

Agregó que Quito "quiere cooperar con la justicia sueca: tomen declaración a Julian Assange en la embajada o por videoconferencia, no más dilaciones". También señaló que "dos años es mucho tiempo: es hora de dar una pronta solución al caso contra Julian Assange y garantizar el respeto a sus derechos humanos". El fallo de un tribunal sueco hoy supone un revés para Assange, de 43 años, en su tentativa de evitar la extradición a Suecia.

El australiano se quedará por consecuencia en la embajada ecuatoriana en Londres, señaló uno de sus abogados, Per Samuelson, tras conocerse el fallo, según la agencia de noticias sueca TT, que añadió que la defensa apelará la decisión. El fallo de la corte supone un revés para Assange, de 43 años, en su tentativa de evitar la extradición a Suecia, que teme sea un paso previo a una posible extradición a Estados Unidos.

Assange se quedará por consecuencia en la embajada de Londres, señaló uno de sus abogados, Per Samuelson, tras conocerse el fallo, según la agencia de noticias sueca TT, que añadió que la defensa apelará la decisión. Durante la audiencia, que se celebró durante la tarde en el tribunal del distrito de Estocolmo, la fiscalía argumentó que no había motivos para cambiar la orden de detención.

La orden se emitió a finales de 2010 por acusaciones de violación y agresión sexual que Assange niega. El fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada de Ecuador en Reino Unido en junio de 2012 tras haber agotado todas las opciones legales en los tribunales británicos para evitar la extradición a Suecia.

Dijo que temía que si se le enviaba a Suecia iba a ser extraditado a Estados Unidos, donde WikiLeaks hizo correr ríos de tinta cuando publicó miles de documentos clasificados del gobierno estadunidense. A finales de 2010, WikiLeaks destapó la actividad secreta de las autoridades estadunidenses.

Los documentos de WikiLeaks revelaron informaciones sin precedentes, desde opiniones de los diplomáticos estadunidenses sobre líderes chinos hasta nuevos balances de muertos en Irak. El equipo legal de Assange afirma que la fiscalía sueca ha alargado el caso durante demasiado tiempo al no tomarle declaración en la embajada.

Assange era consciente de que si lograba la anulación de la orden de detención, ello sería solo un paso en la batalla legal que le tiene confinado en la embajada ecuatoriana. "Sigo teniendo un problema todavía mayor que es el del juicio pendiente y la posible orden de extradición a Estados Unidos", dijo a los periodistas en una rueda de prensa en junio.