EU podría registrar muertes vinculadas al calor por cambio climático

Un estudio hecho a petición del Risky Business Project reveló que EU podría aumentar las muertes vinculadas al calor y enfrentar grandes pérdidas económicas debido al cambio climático.
El Sol se pone en un cielo nebuloso detrás de un kayakista en Lac La Belle, en Oconomowoc, Wisconsin.
Puesta de Sol en Wisconsin. (AP/John Hart)

Dallas

Texas y el sureste de Estados Unidos podrían registrar un severo aumento en muertes relacionadas con el calor y sustanciales pérdidas económicas ligadas a tormentas costeras en las próximas décadas si no se toman acciones para mitigar el cambio climático.

Esta conclusión está en un estudio elaborado a petición del denominado Risky Business Project, grupo bipartidista de legisladores y de ejecutivos de diversas compañías, con el fin de concientizar a la comunidad empresarial sobre los peligros del calentamiento global y tomar acciones al respecto.

El grupo es liderado por el ex banquero y ex secretario del Tesoro, Henry Paulson Jr., el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el multimillonario ambientalista Tom Steyer.

El estudio La Llegada del Calor y de las Marejadas: El Riesgo Climático en Texas y el Sureste de Estados Unidos, considera que en Texas y en todo el sureste, el número promedio de días por encima de 35 grados centígrados (95 grados Fahrenheit) aumentará en un promedio de nueve días por año a un máximo de 62 días para mediados de siglo.

Sin embargo, para finales de este siglo, este número probablemente aumentará hasta 124 días por año y advierte que el calor extremo dañará la salud de las personas en Texas y el sureste.

Durante los próximos 25 años, Texas registrara probablemente hasta unas dos mil 580 muertes adicionales por año y Florida hasta mil 840 muertes adicionales por año debido al aumento de calor extremo.

A mediados de siglo, estas dos entidades registrarán probablemente hasta 10 mil muertes adicionales por año debido al calor. Las personas mayores serán particularmente vulnerables a estos cambios, al igual que los niños y los trabajadores al aire libre.

"El aumento de calor y humedad plantean riesgos graves para la salud de los ciudadanos de todo el sureste, especialmente entre los ancianos, los enfermos, y las poblaciones que no tienen acceso al aire acondicionado", dijo en un comunicado el doctor Al Sommer, miembro del grupo Risky Business Project.

La región también se enfrenta a los mayores riesgos de pérdidas de bienes costeros de todo el país, al pronosticarse un aumento del nivel del mar. Ciudades como Miami y Nueva Orleans probablemente se verán seriamente afectadas.

Hank Paulson Jr., copresidente del grupo, dijo que el estudio "lleva a casa la realidad de que tenemos que hacer algo frente a los riesgos climáticos antes de que sea demasiado tarde".

"A partir de calor más extremo que amenaza la productividad del trabajo y rendimiento de los cultivos en el sector de la agricultura, a las mareas de las tormentas que podrían poner en peligro la infraestructura y la manufactura, nos enfrentamos a riesgos para la economía y nuestra forma de vida", subrayó.