EU nombra comisionado especial para negociaciones con las FARC

La solicitud para que Washington apoyara de manera concreta el proceso de paz fue hecha en diciembre por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. 

Washington

Estados Unidos designó este viernes a Bernard Aronson como enviado especial a las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

El secretario de Estado John Kerry dijo que el presidente Barack Obama designó a Aronson en respuesta a una solicitud expresada en diciembre por el mandatario Juan Manuel Santos para que Washington apoyara de manera concreta el proceso de paz.

Según Kerry, Aronson es apropiado para el cargo porque fue subsecretario de Estado para América Latina, ayudó a negociar la paz en El Salvador y porque el Departamento de Estado lo condecoró con su principal galardón, la Medalla al Servicio Distinguido.

El nuevo designado afirmó que "solamente los colombianos pueden alcanzar la paz. No tenemos un manual hecho en Washington para ofrecer, no ocuparemos un lugar en la mesa de negociaciones, pero podemos empujar, persuadir, aclarar y ayudar donde podamos".

Aronson, acompañado de Kerry y de la subsecretaria de Estado para América Latina Roberta Jacobson, exhortó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) a "demostrar su valor renunciando a la violencia para siempre, para que los colombianos puedan sanar las cicatrices de la guerra".

Ninguno de los tres funcionarios respondió preguntas de los periodistas.

El diplomático no dijo si planea apersonarse a las negociaciones que Bogotá y las FARC llevan adelante en Cuba.

En tanto, las FARC saludaron desde La Habana el anuncio de Kerry y la petición de Santos a Estados Unidos para que tomara "un papel más directo" en el proceso de negociación.

Ese aspecto, según el grupo rebelde, es "una necesidad, tomando en cuenta la presencia e incidencia permanente que Estados Unidos tiene en la vida política, económica y social de Colombia, pudiendo ahora, entonces, contribuir al establecimiento de la justicia social, la democracia verdadera y la superación de la desigualdad y la miseria, que es la manera de ir abriendo el camino cierto hacia la paz".

La portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki comentó durante su conferencia de prensa diaria que Aronson "es un enviado, no un negociador, por lo que las negociaciones continuarán siendo entre el gobierno de Colombia y las FARC. Sus actividades serán únicamente y sin excepción a pedido y coordinadas con el gobierno colombiano".

Iniciados en 2012, los diálogos entre el gobierno de Santos y las FARC se desarrollan con el auspicio de Cuba, Noruega, Chile y Venezuela y aunque no tienen un plazo las partes ya han desarrollado exitosamente tres puntos de una agenda previamente establecida: los problemas agrarios, la participación política y el combate al narcotráfico.

Actualmente ambas delegaciones se encuentran negociando sobre el resarcimiento a las víctimas.