EU apoyará a Peña en seguridad: Kerry

El secretario de Estado dijo que México atraviesa por un momento “muy difícil” por el caso Iguala, por lo que apoyarán al Presidente para promover las reformas de seguridad y justicia.
El secretario de Estado de EU, John Kerry, previo a un almuerzo de trabajo en el Departamento de Estado, en Washington DC.
El secretario de Estado de EU, John Kerry, previo a un almuerzo de trabajo en el Departamento de Estado, en Washington DC. (AFP)

Washington

México es un vecino y un socio privilegiado de Estados Unidos que atraviesa un momento "muy difícil", pero Washington apoyará al presidente Enrique Peña Nieto para hacer avanzar las reformas que el país necesita, dijo el secretario de Estado John Kerry.

"México está enfrentando un momento muy difícil. La reciente desaparición de 43 estudiantes en Iguala es muy doloroso para aquellos que trabajamos para asegurar un futuro mejor para todos", dijo Kerry durante un discurso en el Departamento de Estado.

"Los responsables de este despreciable crimen tienen que rendir cuentas; deben rendir cuentas. Y las comunidades en todo México tienen que recuperar su sentido de seguridad. Los padres cuyos hijos salen y viajan de un lado a otro no deben tener que preocuparse sobre si volverán o si los encontrarán", subrayó el jefe de la diplomacia de EU.

Sin embargo, dijo Kerry, "apoyaremos al presidente Peña Nieto en sus esfuerzos para promover las reformas fundamentales de seguridad y justicia que México merece".

Estados Unidos ofreció ayuda a México para esclarecer el caso de los estudiantes desaparecidos, dijo el martes el presidente Barack Obama, señalando que la violencia en el país vecino "nos afecta".

Peña Nieto anunció el mes pasado una serie de medidas, entre ellas tres iniciativas de reforma constitucional para expedir la ley contra la infiltración del crimen en las autoridades municipales, redefinir el sistema de competencias en materia penal y crear policías únicas en todo el país.

Las medidas buscan fortalecer las instituciones en materia de seguridad y frenar las protestas sociales desatadas por la desaparición de los 43 estudiantes a manos de policías corruptos y criminales, un caso que puso en evidencia la infiltración del crimen organizado en las esferas del poder político.