EU sopesa enviar "modesto" número de tropas a Irak

Los militares estarían destinados a las misiones más complejas contra el grupo yihadista Estado Islámico, afirmó el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Martin Dempsey.
El general Martin Dempsey (d), junto al secretario de Defensa, Chuck Hagel, comparecen ante un comité del Congreso
El general Martin Dempsey (d), junto al secretario de Defensa, Chuck Hagel, comparecen ante un comité del Congreso (AFP)

Washington

Estados Unidos está considerando el envío de un "modesto" número de tropas para luchar con las fuerzas iraquíes en las operaciones de mayor complejidad contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según afirmó hoy el jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, el general del Ejército Martin Dempsey.

En una audiencia ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Dempsey explicó que existen algunas misiones específicas que pueden requerir la presencia de soldados estadunidenses en el terreno dada su dificultad, como la recuperación de la ciudad de Mosul o la restauración de la frontera con Siria.

"No voy a predecir en este momento si recomendaré que (las fuerzas iraquíes) sean acompañadas por las fuerzas estadunidenses en Mosul y en la frontera, pero sin duda estamos pensando en ello", dijo ante los congresistas.

Durante la misma sesión, previamente, el secretario de Defensa estadunidense, Chuck Hagel, aseguró que la coalición internacional contra los extremistas sunitas ha logrado progresos, pero reiteró que será "una larga y difícil lucha" que podría tomar años.

"El EI continúa representando una seria amenaza para los intereses de Estados Unidos, nuestros aliados, Oriente Medio, y ejerce su influencia sobre un amplio territorio en el oeste y el norte de Irak y el este de Siria", insistió Hagel.

El secretario de Defensa informó a los legisladores de que la coalición ya ha efectuado más de 130 ataques aéreos contra el EI en ambos países, y que la alianza ya reúne a más de 60 naciones para luchar contra los yihadistas, 16 más que la última vez que acudió a testificar ante el Congreso.

No obstante, Hagel subrayó que mientras las acciones de la coalición contra el Estado Islámico cuentan con el apoyo del Gobierno iraquí y sus fuerzas militares, junto con las kurdas, los avances en Siria se ven limitados por la falta de apoyo de su presidente, Bashar Al Asad.

"No hay una solución puramente militar al conflicto en Siria", reiteró el jefe del Pentágono, quien insistió en que el mandatario sirio ha perdido toda legitimidad. El presidente estadunidense, Barack Obama, anunció la semana pasada la intención de duplicar las tropas de Estados Unidos en Irak para llevar a cabo labores de entrenamiento y asesoramiento de las fuerzas iraquíes en la lucha contra los extremistas sunitas.