EU pide reunión de Consejo de Seguridad para el lunes por prueba de misil iraní

La embajadora estadunidense en la ONU, Samantha Power, afirmó que Washington está "profundamente preocupado" sobre las pruebas de misil realizadas esta semana por Irán, país que sigue sujeto a un ...
Samantha Power, embajadora de EU en Naciones Unidas, durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU
Samantha Power, embajadora de EU en Naciones Unidas, durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU (AFP)

Nueva York

Estados Unidos pidió hoy al Consejo de Seguridad de la ONU que discuta el lunes los recientes lanzamientos de misiles balísticos realizados por Irán, dijo la embajadora estadunidense. Estados Unidos está "profundamente preocupado" sobre estas pruebas de misil, "que son provocadoras y desestabilizadoras", dijo la embajadora Samantha Power en un comunicado.

Irán lanzó dos misiles balísticos de largo alcance el miércoles y pruebas similares se llevaron a cabo el martes, menos de dos meses después de que se puso en práctica el acuerdo nuclear de Irán.

Power dijo que los jefes militares iraníes habían afirmado que los misiles fueron diseñados para ser una amenaza directa a Israel y añadió: "Condenamos este tipo de amenazas en contra de otro estado miembro de la ONU y (que es) uno de nuestros aliados más cercanos".

El acuerdo nuclear con Irán, que entró en vigor el 16 de enero anuló la mayoría de las sanciones de la ONU contra Teherán. Sin embargo, se mantiene un embargo de armas y restricciones a la tecnología de misiles balísticos capaces de transportar una cabeza nuclear. Irán sostiene que su programa de misiles no está dirigido a desarrollar un arma con capacidad nuclear.

"Estos lanzamientos ponen de relieve la necesidad de trabajar con nuestros aliados y socios en todo el mundo para frenar y mermar el programa de misiles de Irán", agregó Power.

El miércoles, Irán disparó dos misiles de precisión Qadr-H y Qadr-F desde camiones de lanzadores ubicados en una cadena de montañas en el norte del país y que lograron alcanzar objetivos a unos 1,400 kilómetros de distancia, en la zona de Makrán, en el sureste, según las autoridades.

Un día antes, los medios de comunicación estatales iraníes anunciaron que el lanzamiento de misiles guiados de corto, mediano y largo alcance desde varios sitios buscaba mostrar la capacidad del país para enfrentar las amenazas en su contra.