EU se retracta y dice que sí registró ataques rusos en Siria esta semana

Horas después de decir lo contrario, un portavoz militar estadunidense reconoció "algunos bombardeos" rusos en el sur del país árabe, mientras en Ginebra finalizó la primera semana de negociaciones.
Bassma Kodmani, negocidora de la oposición siria,  durante la rueda de prensa tras la ronda de negociaciones en Ginebra
Bassma Kodmani, negocidora de la oposición siria, durante la rueda de prensa tras la ronda de negociaciones en Ginebra (EFE)

Washington, Ginebra

La fuerza aérea rusa ha llevado a cabo "algunos bombardeos" en el sur de Siria esta semana, según reconoció hoy finalmente un portavoz del ejército de Estados Unidos, horas después de decir lo contrario en una rueda de prensa.

"Parece que los rusos finalmente condujeron algunos bombardeos en el sur de Siria, en las cercanías de Palmira, en apoyo" al régimen de Bashar Al Asad, dijo en un correo electrónico el coronel Patrick Ryder. Los ataques tuvieron lugar a lo largo de "varios días", dijo a la AFP, explicando que había recibido una "actualización" de sus informaciones durante la jornada.

Más temprano, el portavoz estadunidense sostuvo que no había habido bombardeos rusos durante la semana, contradiciendo así a Moscú, que reconoció haber efectuado entre "20 y 25" incursiones aéreas diarias en apoyo al ejército sirio en su ofensiva para "liberar" la ciudad de Palmira de los yihadistas del grupo Estado Islámico.

Rusia, aliada de Al Asad, anunció el lunes una retirada parcial de sus fuerzas en Siria, cinco meses después de su intervención militar en el conflicto, aunque advirtió que continuará bombardeando "objetivos terroristas". Según el portavoz estadunidense, "la mayoría de los aviones de combate" que Moscú había desplegado en Siria "abandonaron" el país.

El jueves, el presidente ruso Vladimir Putin había afirmado que se estaban produciendo "combates feroces" en los alrededores de Palmira.

Primera semana de negociaciones

El enviado especial de la ONU para Siria concluyó hoy una primera semana de negociaciones en Ginebra, reuniéndose sucesivamente con el régimen y la oposición y reclamando propuestas concretas para iniciar una transición política.

Sobre el terreno, la tregua impuesta el 27 de febrero por Moscú y Washington se mantiene pese a algunas violaciones esporádicas. Los últimos tres días han sido "sorprendentemente tranquilos", afirmó De Mistura, que pese a ello lamentó la "lentitud" del avance de la distribución de la ayuda humanitaria.

Moscú, aliado de Bashar el Asad, anunció el lunes una retirada parcial de sus fuerzas en Siria, cinco meses después de su entrada militar en el conflicto, aunque advirtió que continuará bombardeando "objetivos terroristas". Así, los aviones militares rusos llevan a cabo entre 20 y 25 ataques aéreos diarios para apoyar al ejército sirio en la ofensiva destinada a "liberar" la ciudad de Palmira, en el centro de Siria, declaró hoy el ministerio ruso de Defensa.

Tras recibir a la delegación de Damasco a media mañana y después a la del Alto Comité de Negociaciones (ACN, oposición), Staffan de Mistura se habrá reunido en total tres veces con cada bando a lo largo de esta semana.

"Principios fundamentales"

"Presentamos al enviado especial principios fundamentales para facilitar una solución política en Siria", declaró el jefe de la delegación de negociadores del régimen de Asad, Bashar al Jaafari, tras una reunión hoy de tres horas. "La adopción de estos principios abrirá el camino para un diálogo intersirio serio, sin intervención extranjera ni condiciones previas", agregó.

Las negociaciones de paz para Siria están concebidas para lograr una transición política en este país, conforme a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y otros documentos que constituyen la base de este proceso político, dijo hoy una negociadora de la oposición.

"Todo está claro, esto se trata de una transición política, esperamos que el Gobierno juegue bajo las mismas reglas", sostuvo Bassma Kodmani, una de las integrantes de la delegación opositora. "Los términos de la negociación son muy claros, no los fijamos nosotros, ni los fija el mediador, sino los miembros del Consejo de Seguridad, así que no hay espacio para esquivarlos", agregó.

La delegación de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) -la alianza de grupos opositores políticos y armados sirios reconocidos como interlocutores en este diálogo- mantuvo hoy la tercera reunión de trabajo con De Mistura en los cinco días transcurridos desde el inicio de estas consultas.

Kodmani sostuvo que "a pesar de los lentos movimientos del lado del régimen, nosotros hemos avanzado al ritmo que deseamos para entrar seriamente en sustancia esta misma semana, lo que hemos conseguido". La delegación del CSN presentó anteriormente a De Mistura documentos de trabajo, que según éste comentó momentos después "van a fondo en su visión de la transición política" en Siria.

"Hemos urgimos a la delegación del régimen a que presente un documento similar, lo que no ha sucedido hasta ahora. Esperamos que lo haga al inicio de la próxima semana", señaló Kodmani, lo que luego también fue confirmado por el mediador. En la reunión de hoy, la oposición también abordó con el representante de la ONU la cuestión de la liberación de los detenidos por las fuerzas del Gobierno sirio, así como del acceso humanitario a zonas cercadas militarmente o de difícil acceso.

Al respecto, Kodmani comentó que sobre los detenidos "esperamos ver rápidamente progresos", empezando por el establecimiento de "mecanismos" para su puesta en libertad, aunque aclaró que esto no debe ser visto como una condición para continuar con las consultas diplomáticas.

Comentando el balance de la primera semana de negociaciones, la opositora dijo que "ha sido de total compromiso de nuestra parte con el proceso político". Reconoció que en los últimos días hubo avances en cuestiones humanitarias, con algunos convoyes que han conseguido entrar "en áreas sensibles, pero insistimos en que deben levantarse los cercos militares".

Kodmani indicó también que su delegación alertó al mediador de la ONU sobre "la ejecución de miles de detenidos en los últimos tres días en prisiones" sirias. Por su parte, De Mistura urgió a la delegación de Damasco a realizar propuestas concretas la semana próxima en "un documento sobre la transición política". "Espero que la semana que viene (...) nos brindarán su opinión, su visión detallada, sobre cómo ven la concreción de la transición política", puntualizó.

La oposición había entregado el jueves un "memorando detallado" sobre su visión del órgano de transición que supuestamente deberá ponerse en marcha en seis meses, preparar una nueva constitución y elecciones en 18 meses. De Mistura se había declarado "impresionado por la preparación" de la oposición.

Frecuentemente criticado por sus divisiones, su organización caótica y su legitimidad, el ACN, que reagrupa a políticos y representantes de los grupos armados, quiere presentarse como un "socio serio" en las discusiones.

El formato del órgano de transición constituye uno de los principales puntos de bloqueo. Para la oposición, debe excluir al presidente Asad mientras que para el régimen la transición debe ser conducida por un gobierno abierto a los opositores, pero bajo la autoridad del actual presidente.

De Mistura afirmó el jueves que la cuestión de los presos políticos -decenas de miles de personas- era asimismo una de sus prioridades. "También está la cuestión de los secuestros", añadió, en referencia a los grupos rebeldes, y precisó que el número de detenidos por el régimen es "muchísimo mayor".

El enviado de la ONU admitió el jueves que la brecha entre los bandos es "importante" pero consideró que ambos están de acuerdo sobre principios cruciales como "la unidad y la integridad del país". De hecho, el régimen y la oposición rechazaron unánimemente el anuncio de los kurdos sirios sobre el establecimiento de un sistema federal para las zonas del norte del país bajo su control.

Actores indispensables en la crisis siria, los kurdos controlan actualmente el 14% del territorio sirio (26 mil km2) y tres cuartas partes de la frontera sirio-turca. Sin embargo no están incluidos en las negociaciones en Ginebra por la oposición tajante de Turquía, que ve a su partido, el PYD, como una extensión del "terrorista" PKK (kurdos turcos).

Kerry verá a Putin en Moscú

De otra parte, el viaje del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, a Moscú para reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, será del 22 al 25 de marzo, informaron hoy fuentes oficiales.

Procedente de Cuba, donde acompañará al presidente Barack Obama en su histórica visita la próxima semana, Kerry irá a Rusia para hablar con Putin y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sobre el cese de hostilidades declarado en Siria, explicó el Departamento de Estado en un comunicado.

EU y Rusia también tratarán en esa reunión el acceso de ayuda humanitaria a Siria y las posibilidades de alcanzar una transición política a la vez que se combate al Estado Islámico (EI). Además, Kerry, Lavrov y Putin abordarán la situación en Ucrania y la "necesidad" de implementar por completo los acuerdos de Minsk.