EU retirará en abril a los militares que combaten el ébola en África

Sólo 100 de los cerca de tres mil militares estadunidenses desplazados a África Occidental permanecerán en la zona a finales de abril, informó el Pentágono.
Niños liberianos se lavan las manos para evitar el contagio por ébola
Niños liberianos se lavan las manos para evitar el contagio por ébola (EFE)

Washington

Sólo 100 de los cerca de tres mil militares estadunidenses desplazados a África Occidental para combatir el ébola permanecerán en la zona a finales de abril, informó el Pentágono en un comunicado.

En el punto más álgido de la epidemia había 2,800 militares de Estados Unidos en África Occidental, 1,500 de los cuales fueron abandonando la zona desde diciembre ante el descenso del número de casos.

El presidente estadunidense, Barack Obama, anunciará oficialmente la retirada este miércoles en una ceremonia en la Casa Blanca, en la que recibirá a seis de los ocho estadunidenses que sobrevivieron al ébola, así como a personal médico y militar que ha trabajado para contener la epidemia desde su inicio el año pasado.

Estados Unidos planeó inicialmente enviar cuatro mil tropas a África Occidental para combatir la epidemia, pero en noviembre funcionarios del Departamento de Defensa ya informaron de que el despliegue sería menor finalmente ante el descenso en el número de infectados.

El registro total de casos desde que comenzó la epidemia se sitúa en 22,828, de los cuales 9,152 concluyeron con la muerte de los afectados. La ONU advirtió la semana pasada que a pesar de los signos de esperanza de principios de año ante la disminución de los casos, la epidemia sigue activa y por lo tanto representa todavía una seria amenaza.

La tendencia al alza de nuevos casos de ébola se ha vuelto a constatar en los últimos días, cuando se han contabilizado 303 nuevas infecciones, según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La semana pasada, la OMS confirmó 124 casos, 25 contagios más que la semana anterior.

Del 3 al 7 de febrero, se notificaron 303 casos -confirmados, probables y sospechosos-, de los cuales 54 casos fueron detectados en Guinea, 136 en Liberia y 113 en Sierra Leona. Con respecto a los muertes causadas por el virus, del 3 al 7 de febrero se contabilizaron 148 muertos: 33 en Guinea; 80 en Liberia; y 35 en Sierra Leona.