EU lanza primer ataque aéreo contra EI cerca de Bagdad

Aviones estadunidenses atacaron a tropas del Estado Islámico cerca de la capital y en las montañas de Sinjar, mientras la Conferencia de París promete ayudar al país árabe "por todos los medios".
Dos cazas Rafale franceses sobrevuelan Irak en un vuelo de reconocimiento antes de volver a la base de Al-Dhafra, en los Emiratos Árabes Unidos
Dos cazas Rafale franceses sobrevuelan Irak en un vuelo de reconocimiento antes de volver a la base de Al-Dhafra, en los Emiratos Árabes Unidos (AFP)

Bagdad, París

Por primera vez Estados Unidos lanzó un ataque aéreo contra las fuerzas yihadistas del Estado Islámico (EI) cerca de Bagdad, informó hoy el Comando Central (Centcom).

Aviones estadounidenses de guerra lanzaron ataques en un punto al suroeste de la capital iraquí mientras que otras aeronaves atacaban en las montañas de Sinjar al oeste de Mosul, en el norte de Irak, señaló en un comunicado el comando central de las fuerzas armadas estadunidenses (Centcom), encargado de las operaciones en Medio Oriente y Asia.

La posición atacada cerca de Bagadad era utilizada por combatientes del Estado Islámico para "disparar contra soldados iraquíes", indica el texto. En el otro ataque, en las montañas de Sinjar, se destruyeron seis vehículos utilizados por el EI.

Desde el 8 de agosto, las fuerzas estadunidenses han realizado un total de 162 incursiones aéreas contra los yihadistas del EI que han proclamado un califato en amplias zonas de Irak y Siria, y que según Washington está integrado por unos 31 mil combatientes. Hasta ahora las operaciones estadunidenses contra los yihadistas han tenido lugar solamente en territorio de Irak.

El presidente Barack Obama anunció el miércoles una nueva estrategia para contener y destruir a las fuerzas del EI, que incluye la posibilidad de ataques aéreos en Siria, excluyendo cualquier posibilidad de cooperación en los mismos con el régimen de Damasco.

De otra parte, los países reunidos hoy en París para la Conferencia sobre la seguridad en Irak prometieron apoyar la lucha de Bagdad contra los yijhadistas del Estado Islámico (EI) "por todos los medios necesarios", incluso militares.

"Daesh (acrónimo árabe del EI) constituye una amenaza para Irak, pero también para toda la comunidad internacional", afirma la declaración común adoptada por una treintena de países que participaron en la reunión. Todos los participantes "subrayaron la urgente necesidad de poner fin a la presencia de Daesh" en Irak, indicó el texto.

"Con ese objetivo, se comprometieron a apoyar por todos los medios necesarios al nuevo gobierno iraquí en su lucha contra Daesh, incluso con una ayuda militar apropiada". Esa ayuda corresponderá a "las necesidades manifestadas por las autoridades iraquíes" y "respetando el derecho internacional y la seguridad de las poblaciones civiles", precisó el documento.

El canciller francés Laurent Fabius calificó la reunión de "grave y esperanzadora", congratulándose por la participación de "30 países, entre los más poderosos del mundo" y con "situaciones geográfica e ideológicas diversas, pero que dicen todos 'hemos decidido luchar contra Daesh'".

Al abrir la conferencia, los presidentes francés, François Hollande, e iraquí, Fuad Masum, lanzaron un llamamiento urgente a la acción internacional contra el EI. "El combate de los iraquíes contra el terrorismo es también el nuestro. Debemos actuar clara, leal y fuertemente al lado de las autoridades iraquíes. No hay tiempo que perder", dijo Hollande.

Los participantes afirmaron que se asegurarán de la aplicación de las decisiones tomadas por la conferencia, "en particular en el marco de las Naciones Unidas y en ocasión de reuniones de alto nivel que se realizarán en paralelo de la Asamblea General" de la ONU.

La conferencia de París, en la que participaron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, tuvo lugar en un contexto dramático a raíz de la decapitación el sábado del británico David Haines, tercer rehén al que EI da muerte en menos de un mes, después de los periodistas estadunidenses James Foley y Steven Sotloff.

"Daesh cometió en los últimos meses matanzas, crímenes que pueden ser calificados de genocidio, purificación étnica y religiosa", declaró el presidente iraquí, que lamentö la ausencia de Irán del cónclave. "Lamentamos la ausencia de Irán en esta conferencia", dijo el ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Ibrahim al Jaafari, a periodistas.

Por su parte el secretario de Estado estadunidense John Kerry aseguró que Estados Unidos "está abierto a una discusión" con Irán.

Siria, la cuestión espinosa

Francia, que anunció ya su disponibilidad para participar en una intervención aérea en Irak, anunció que los primeros vuelos militares de reconocimiento empezarán hoy. "Estamos ya en orden de marcha", declaró Kerry por su parte al canal CBS. Según Washington, más de 40 países están dispuestos a participar en la coalición.

Australia anunció el domingo su participación con el despliegue de 600 militares en los Emiratos. Ahora en primera línea a causa de la decapitación de su ciudadano, Gran Bretaña afirmó por voz de su primer ministro, David Cameron, que "perseguirá a los responsables sea cual fuere el tiempo necesario".

No obstante, Cameron no disipó la incertidumbre respecto a la participación de su país en los bombardeos contra Irak y Siria, dos países de los que EI controla vastos territorios.

De hecho, el capítulo sirio de la crisis es una de las cuestiones espinosas de la estrategia internacional. Barack Obama se declaró dispuesto a extender los bombardeos contra EI a Siria, pero Gran Bretaña y Francia son más reticentes y temen que los mismos refuercen al presidente sirio Bashar al Asad.

Los yihadistas de EI, que combaten también contra el régimen sirio, se fortalecieron en la guerra civil siria. "El caos hace el juego de los terroristas", dijo Hollande el lunes, instando a apoyar "por todos los medios" en Siria a la oposición llamada moderada.

Pero en el documento final de la conferencia de París no se menciona ni una sola vez a Siria. Irán, actor esencial de la región, pero que no participa en la conferencia, estimó que la mejor manera de luchar contra el terrorismo es "reforzar a los gobiernos iraquí y sirio", y el guía supremo Ali Jamenei afirmó en su sitio oficial que Irán rechazó una solicitud de cooperación de Estados Unidos contra EI porque los estadunidenses "tienen las manos sucias".