EU también espió a Calderón

Según el diario alemán Der Spiegel, los correos del ex presidente que fueron intervenidos solo contenían información de la estabilidad política del país.

Berlín

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos vigiló correos electrónicos de Felipe Calderón en 2010, cuando éste era presidente de México, asegura hoy la revista alemana "Der Spiegel" en su versión online.

La publicación, que se basa en documentos entregados por el ex técnico de la NSA Edward Snowden, asegura que el espionaje fue llevado adelante por una sección especial de la NSA denominada "Office of Tailored Access Operations" (TAO) en el marco de la operación "Flatliquid".

"Tao explotó con éxito un server clave del dominio de la presidencia mexicana dentro de la red presidencial mexicana para obtener el primer acceso a la cuenta pública de correo electrónico del presidente Felipe Calderón", cita la publicación un informe clasificado. La noticia podría hacer resurgir tensiones en las relaciones entre México y Estados Unidos, cuyos gobiernos ya tuvieron que tomar postura ante la revelación, en septiembre, de que los servicios estadunidenses monitorearon a figuras clave de la campaña electoral del actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Según los documentos filtrados por Snowden -actualmmente prófugo de la justicia estadunidense-, la NSA señaló en sus investigaciones que el dominio del correo electrónico hackeado también era utilizado por miembros del gabinete y contenía "comunicaciones diplomáticas, económicas (...) que proporcionaban información sobre el sistema político de México y su estabilidad interna".

México no es el único país latinoamericano cuyos dirigentes políticos han sido espiados por Estados Unidos. Las denuncias de que el gobierno estadounidense vigiló las comunicaciones telefónicas y electrónicas de millares de ciudadanos en territorio brasileño, las de la propia presidenta Dilma Rousseff y de las computadoras del ente estatal brasileño Petrobras generaron fuertes tensiones con el gigante sudamericano.

Además, México y Brasil fueron al parecer catalogados como objetivos importantes de la NSA. Según la publicación alemana, figuran en una lista de prioridades de vigilancia de abril de 2013 que fue clasificada como "secreta" y "aprobada presidencialmente" y por la Casa Blanca.